Busca Sheinbaum nuevas fuentes para abasto de agua. Una será la Presa Madín en el Edomex

Alberto Cuenca Reportero en Capital CDMX

Ciudad de México.-Ante la severa sequía que se registra en el centro del país, las autoridades capitalinas y del Estado de México buscan nuevas fuente de abasto de agua para la CDMX y su zona conurbada. Una de esas nuevas fuentes será la Presa Madín, donde se construirá una planta potabilizadora que, en el caso de la Ciudad, permitirá dotar de líquido principalmente a la alcaldía Iztapalapa.

Desde el informe de labores que rindió el pasado miércoles 31 de marzo, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, advirtió que las presas del Sistema Cutzamala tienen hoy su almacenamiento más bajo en 25 años. 

Explicó que esa situación de sequía en la Cuenca del Lerma y Cutzamala hace que una parte del agua de Lerma se quede para la zona de riego.

Lo anterior ha provocado una disminución de más de dos metros cúbicos por segundo en el abasto de agua para la Ciudad de México y se espera que esta situación persista por los próximos dos meses de acuerdo con el Sistema Meteorológico Nacional.

Por lo anterior se tiene un plan estratégico para garantizar el derecho al agua que incluye nuevas fuentes de abasto para poder incrementar cerca de un metro cúbico por segundo del Sistema Cutzamala.

Una de esas acciones será la construcción, a partir de este mes de abril, de la planta potabilizadora en la Presa Madín, aunque también está en estudio traer más agua de la Presa Guadalupe, Valle de Xico y Nuevo Lerma.

La edificación de la planta potabilizadora se realiza con recursos del Fideicomiso 1928, donde hay en este momento un fondo de 4 mil millones de pesos.

Además de la planta, se construirá un sistema de tubería que llevará al líquido a los municipios del Estado de México y concluirá en la planta La Caldera de la alcaldía Iztapalapa, con la posibilidad de que incluso una parte del agua llegue a Xochimilco. 

De acuerdo con la jefa de gobierno, esa obra estará terminada en aproximadamente año y medio y esa infraestructura suministrará 500 litros por segundo al Valle de México.

Sobre la opción de extraer agua de la Presa Guadalupe, Sheinbaum dijo que ahí había concesiones de agua que antes eran para agricultores, pero en virtud de que ya no hay agricultura en la zona, se estudia utilizar el caudal para la zona urbana.

Este viernes, en un mensaje transmitido a través de redes sociales, la mandataria capitalina reiteró el problema de la sequía.

Detalló que el 2020 fue uno de los años con menos precipitaciones pluviales registradas en las últimas tres décadas, lo que ha ocasionado que las presas del Sistema Cutzamala que suministran de agua al Valle de México tengan menos cantidad de agua que en años anteriores. En 2018 se registraron el doble de lluvias acumuladas de lo que hubo en 2020 e incluso en lo que va de este año.

Los otros ejes considerados para incrementar el caudal son la medición, sectorización, control de presiones y sustitución de la red para recuperar dos metros cúbicos por segundo de fugas, a finales de este año tendremos un avance del 60 por ciento.

Aquí se incluye la rehabilitación, sustitución de pozos y manantiales, que a la fecha tiene 35 por ciento de avance; rehabilitación de las 72 plantas potabilizadoras –y la construcción de una nueva—, con un avance a finales de este año del 60 por ciento.

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.