| 

Transición 2018

Busca Sheinbaum acuerdos con Colegio de Notarios y empresas constructoras para acelerar reedificación

Ciudad de México.-Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno electa, anunció que buscará acuerdos con el Colegio de Notarios para avanzar en la regularización de la propiedad de inmuebles dañados por el sismo que serán objeto de reconstrucción, así como para que los habitantes de esos inmuebles puedan construirse en asociaciones civiles y así sea más sencilla la reedificación de sus hogares.

En visita por las colonias Hipódromo Condesa y Roma, la futura mandataria también anunció que ella y su equipo trabajan en un modelo de ampliación de la base de empresas que puedan participar en la reconstrucción y que incluso sea por sorteo como se asigne a una compañía constructora la reedificación de varios inmuebles.

Esas empresas, agregó, tendrán que ser certificadas por el Colegio de Ingenieros y el Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Se le preguntó en entrevista si la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) tendrá participación en ese proceso y aclaró que la reconstrucción no tendrá un enfoque de negocios, sino de atención a damnificados.

“Hay muchas empresas para la reconstrucción, pero lo importante es que tengan el conocimiento suficiente para hacer estos procedimientos.

Estamos hablando de empresas constructoras no de desarrolladores inmobiliarios, porque la reconstrucción no es a partir de la comercialización de nuevos espacios para la ganancia de desarrolladores inmobiliarios. La reconstrucción es para beneficio de los damnificados”, dijo Sheinbaum.

Cuando se le preguntó si entonces la ADI no tendría cabida dijo: “Son algunas empresas que son constructoras o también la ADI si así lo establecen (los ciudadanos) pero hay qué revisar qué empresas”.

La jefa de gobierno también anunció que habrá una reforma a la Ley de la Reconstrucción, a fin de adecuar lo que será su programa de reconstrucción a esa legislación.

Rechazó que dentro de su programa tenga cabida la opción de aplicar un seguro para viviendas como en su momento se planteó en el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

El costo de un seguro así sería de 2 mil millones de pesos y Sheinbaum dijo que prefería utilizar ese dinero para atender edificios dañados.

La problemática de los damnificados en estas zonas de la delegación Cuauhtémoc ha sido sobre todo el retraso en la atención y solución de sus exigencias.

“El caso de los edificios no ha avanzado porque hay demasiados trámites y no hay suficiente información a los damnificados”, explicó la mandataria electa, quien planteó a los habitantes de estas colonias, sobre todo dueños de departamentos y condóminos, organizarse en asociaciones civiles o a través de los comités de administración de sus edificios para acelerar el proceso de reedificación una vez que ella llegue al gobierno capitalino.

Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Transición 2018