Boca de lobo



A la memoria de Ángeles Aguilar Zinser. Ya extrañamos su sonrisa.



Ciudad de México.- En México, los migrantes viven el acoso del crimen organizado y de las políticas implacables de Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador.



?La 4T llegó con muy buenas intenciones. Todo empezó a torcerse, cuando el gobierno de Donald Trump puso en práctica (enero de 2019) los “Protocolos de Protección Migratoria” (Migration Protection Protocols, MPP). Según esta política, las personas que solicitan asilo en Estados Unidos son regresadas a México, donde deben esperar respuesta.



López Obrador aceptó y así nació el “Programa Quédate en México”. En mayo de ese mismo año, Trump apretó las tuercas. O México endurecía los controles, o Estados Unidos impondría tarifas a los bienes enviados por México. La 4T cedió y desplegó a la Guardia Nacional. El espectáculo ha sido lamentable.



??En el tiempo que lleva esa política han aparecido diversos estudios documentando la difícil situación de todos los migrantes y, en particular, de los solicitantes de asilo varados en la frontera norte. Hace unos días apareció En la boca del Lobo, un informe impulsado por la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho y otros tres organismos de la sociedad civil.



?En ese texto documentan las condiciones precarias en que se encuentran. Citan a Human Rights First, según el cual hasta el 13 de mayo de este año: 1,114 personas han sido víctimas de secuestros, violación sexual, extorsión, tortura o asesinato. Cifras preliminares de un estudio en curso de la Universidad de California sobre migrantes varados en Tijuana, muestran una prevalencia de exposición al coronavirus superior al promedio nacional.



?El jueves de la semana pasada, el presidente trasladó la mañanera en Bavispe, Sonora; fue a inaugurar un memorial en honor de los integrantes de la familia LeBarón, asesinados por carteles.



La periodista independiente Reyna Haydee Ramírez aprovechó el momento para cuestionarlo con firmeza y buena información. Le hizo 20 preguntas y observaciones sobre corrupción, seguridad y migrantes. De ellas, siete se centraron en los dos puntos centrales del informe En la boca del lobo.



?Apalancándose en el informe, la periodista le preguntó si “fue un acuerdo con Trump” y si “el Gobierno de México tiene abandonados” a los 68 mil migrantes.



El presidente se defendió con adjetivos y generalidades: “a nosotros no nos imponen los gobiernos extranjeros nada, no somos títeres, no somos colonia [para luego añadir que] nosotros hemos protegido a los migrantes” y “no ha habido violación a sus derechos humanos”.



?La evidencia lo desmiente. En párrafos anteriores recordé el chantaje con el que Trump doblegó a México. El pasado fin de semana, José Miguel Vivanco de Human Rights Watch le asestó un tapabocas: “es completamente falso” que México está "siempre protegiendo y apoyando a migrantes" como asegura López Obrador.



?Un ángulo digno de mención es el mutismo e irrelevancia de los organismos públicos de derechos humanos. Ejemplo: desde el viernes 18, solicité una opinión sobre el informe En la boca del lobo a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y al Instituto Nacional de Migración.



Ni respondieron, ni incluyeron alguna referencia al documento en sus redes sociales. Al silencio oficial se sumó el padre Alejandro Solalinde, quien hace años tenía una pastoral a favor de migrantes y refugiados; ahora, es un defensor acrítico del presidente y de la 4T.



?Termino este repaso reconociendo el trabajo humanitario realizado por organismos civiles mexicanos y estadounidenses. Ahí está el extraordinario trabajo del sacerdote Pedro Pantoja, fundador en 2002, de la Casa del Migrante en Saltillo, Coahuila. Murió de Covid hace unos días.



?Es posible que la dureza de la política actual se modifique con el cambio de presidente en Estados Unidos. En el diálogo telefónico entre Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador, hablaron de una política migratoria regional que abordará los problemas de fondo.



Sería deseable que así fuera –porque es triste, pero necesario– dejar constancia de que la 4T cedió al chantaje de Trump y adoptó una política migratoria inhumana. La historia y los hechos contradicen el verbo de López Obrador: México es un calvario para los migrantes.



@sergioaguayo



Colaboró: Anuar Israel Ortega Galindo.



  • Sergio Aguayo

    Sergio Aguayo

    Académico y analista. Nació en Jalisco y creció en Guadalajara. En 1971 llegó a la ciudad de México a estudiar la licenciatura en Relaciones Internacionales en El Colegio de México. Realizó la Maestría (1971), doctorado y post-doctorado (1977-1984) en la Universidad Johns Hopkins. Desde 1977 es profesor investigador del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México y tiene el Nivel III en el Sistema de Investigadores. Actualmente coordina el Seminario sobre Violencia y Paz en esa institución.