Biden y el derrumbe del muro



Ciudad de México.- Un respiro y un alivio. Ese es el sentimiento que despierta la derrota de Donald Trump en gran parte del mundo.



Con votos se detuvo el avance del populismo y con eficaces políticas públicas Joe Biden tendrá que reconducir el rumbo de los Estados Unidos.



Lo dijo en su discurso el próximo presidente: Hay que sanar al país, hay que restaurar los puentes de comunicación y buscar la unidad.



En efecto, uno de los rasgos que pueden definir los pasados cuatro años, es precisamente el de la descomposición y el emponzoñamiento del debate público.



El legado de Trump no desaparecerá por acto de magia, ya que está arraigado y cuenta con apoyos todavía poderosos y entre ellos los que se alimentan de los prejuicios y del miedo a lo distinto.



Pero las cosas pueden mejorar y pronto. En el documento “Biden Administration. Day one Agenda and Policy Prioritis”, el próximo presidente tiene contemplada una orden ejecutiva que restablezca la participación de EEUU en el Acuerdo de París.



Esto es relevante, porque los compromisos que ahí se firmaron pueden detener el calentamiento global y establecer rutas para la utilización, cada vez más frecuente y decidida, de las energías limpias.



También, señala el documento, la vuelta a la Organización Mundial de la Salud (OMS), un organismo de la más alta relevancia en estos momentos, pero que también fue desdeñado por Trump.



Respecto al Convid-19, Biden integrará un nuevo grupo de trabajo, un mandato sobre el uso del cubre bocas a nivel nacional, extendiendo la Emergencia de Salud y aumentando los fondos.



En el tema migratorio se suspenderá la declaración de emergencia nacional que permite el financiamiento del muro y se prohibirán todas las acciones que separan a las familias migrantes y que tanto daño han causado.



Lo del muro es de tomarse en cuenta, porque consistió en un chantaje sistemático contra México.



Se terminó el capricho, aunque muchos de los problemas, aunque también de las oportunidades, de la zona fronteriza permanecerán y habrá que trabajar en ello, para recobrar la fluidez de una de las relaciones, entre países, más importantes del mundo.



Los electores estadounidenses también derrumbaron ese muro de agravios, símbolo de la hostilidad de Trump hacia nuestro país y nuestros paisanos.

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".