| 

Entrevistas

Benito Juárez dejará de ser bastión del PAN: Soto

Ciudad de México.- Paula Soto es una mujer aguerrida que desde 1994 entró a militar al Partido Acción Nacional y desde muy joven comenzó su trabajo territorial hasta alcanzar una curul en la cuarta legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), donde destacó por defender el principio a la vida en la discusión de la interrupción del embarazo, asumiendo la postura institucional del partido conservador que en 2007 se oponía a garantizarle un derecho a las mujeres de la Capital CDMX.

Tras su paso por la ALDF se perdió de los reflectores, pero no dejó hacer política y al interior de su partido combatió a Jorge Romero, quien hoy domina al PAN, al grado de denunciarlo por hacer un empadronamiento ilegal. El costo político fue alto y, por ello, siguió su carrera por méritos propios lejos del panismo en el Instituto Nacional de las Mujeres, en la administración del priísta Enrique Peña Nieto. Ahí reivindicó su postura progresista hacia las mujeres y de forma inesperada regresa a la política capitalina, no obstante, bajo las siglas de Morena, un partido que se ha abierto a captar todos los liderazgos que fueron aislados tanto en cualquier otra fuerza política.

Hoy es candidata de Morena por el distrito 17 local y su misión es que la delegación Benito Juárez deje de ser un bastión del PAN.

Sentada en un restaurante de la demarcación afirma que llegó la hora de acabar con la corrupción en la demarcación.

— Por qué quiere volver a ser diputada en la CdMx?



— El reto que viene para la Ciudad de México es riquísimo, tenemos una nueva Constitución a la cual hay que construirle todo el marco reglamentario y es una oportunidad brutal para quienes vivimos en esta ciudad, nos apasiona la política y creemos en las leyes, las instituciones y también quiero regresar porque ya me harté de no tener opciones que elegir, de no tener buenos gobernantes, buenos representantes, de no tener algo digno que nos merecemos y recuperar la política porque soy alguien que cree en ella como un medio para lograr cambios favorables en la vida de las personas, yo creo en eso y ha llegado el tiempo.

— ¿Cuánto te costó salir del PAN?

— La verdad es que no me costó mucho, salir del PAN fue un proceso hasta liberador, era ya insoportable vivir el nivel de corrupción, indolencia, cinismo, soberbia, banalidad, frivolidad qué hay en el grupo que se adueñó del Partido Acción Nacional y después se ha adueñado de los presupuestos públicos en la Asamblea Legislativa y la delegación Benito Juárez. El PAN dejó de ser desde hace mucho ese partido al que yo llegue a militar, entonces la salida era natural y la llegada a Morena, la verdad es que me han recibido maravillosamente, me han abierto las puertas, me invitaron a un proceso, a un movimiento, donde todas y todos podemos construir, pero lo más importante es que me invitaron a mi, a Paula Soto por lo que soy, con lo que era y lo que digo siendo con mis mismos principios y valores, y eso se los agradezco.

— ¿Te refieres a Jorge Romero?

— Me refiero a Jorge Romero, a todo lo que lo rodea en las autoridades y en Acción Nacional en lo nacional y lo local, a todos los que permitieron el crecimiento de un perfil como ese, que permitieron que se mantuviera el grupo este sin valores, principios ni ética, sin moral, sin absolutamente nada, sino simplemente viendo la política como un negocio personal.

Lo digo porque yo combatí a Romero desde dentro de Acción Nacional, no es nuevo, hace 10 años presente la denuncia en su contra, siempre ha sido frontal, nunca lo he ocultado, mi animadversión por las prácticas de Jorge Romero han sido conocidas siempre y hoy hay panistas que se mantienen en Acción Nacional con una resignación dolorosa, de la misma manera que estamos los vecinos de Benito Juárez.

Pero yo tengo la confianza hoy de que quienes vivimos en la delegación nos estamos ya sacudiendo esa resignación, y sobre todo de la soberbia de quienes están en ese partido y que con la mano en la cintura se jactan de que en Benito Juárez pones una maceta y gana la maceta, las y los juarenses ya nos cansamos de elegir macetas y estamos decidiendo votar por gente y personas que valen la pena.

— ¿Cómo derrotar al grupo en el poder?

— Ellos tienen dinero, pero no talento y principios, aquí lo que tenemos es trabajo, talento, ganas, discurso, propuesta, cosa que ellos no tienen y sobre todo lo que tenemos es que podemos ver a la gente a los ojos, no nos avergonzamos de lo que tenemos y de lo que hemos hecho.

¿Cómo ganar? Veamos encuestas, la oposición está iniciando en una posición que nunca había tenido en Benito Juárez y la delegación ha cambiado, hay un cambio generacional, hay repoblamiento; familias nuevas, jóvenes que vienen con otra mentalidad y otras ganas de hacer las cosas y quienes tenemos mucho tiempo viviendo en la selección estamos hartas de la corrupción que nos está afectando nuestra calidad de vida, es notorio que el presupuesto no se aplica para lo que se necesita y si se aplican para banalidades, para cosas que ellos necesitan mostrar porque sus acciones son nulas como llenarnos de lonas las calles, poner sillas azules con naranja cuando además hay una Ley de Parques que lo prohíbe, creen que Benito Juárez es de su propiedad y no es así, no han tomado en cuenta a los vecinos por lo menos las últimas tres administraciones.

Los vecinos estamos anulados en Benito Juárez, ya nos cansamos.

— ¿Cómo buscar el cambio haciendo equipo con personajes que comparten la responsabilidad como Fadlala Akabani?

— Yo estuve en Acción Nacional, Fadlala también, estamos construyendo desde otro lugar. Hoy Fadlala en las encuestas sale muy bien calificado, eso es lo que nos están diciendo los vecinos de la delegación y yo vengo a construir con quien quiera construir desde un lugar de honestidad y transparencia, por una mejor calidad de vida, un mejor gobierno, una representación digna. Esto personajes han sido diputados locales, federales, jefes delegacionales y yo nada más le pregunto a la gente de qué nos han servido.

— ¿Cuál es tu agenda y cómo adecuarla a los principios de Morena?

— Mi agenda, la que tiene que ver con los problemas de mi delegación, es en primer lugar seguridad: hoy Benito Juárez es número uno en delitos como robo a casa habitación, robo transeúnte, robo a negocio y robo a autopartes, que son los delitos que te pegan a ti directamente; dos, servicios públicos, le escasez de agua, aquí hay gente que recibe por tandeo, le entregan el líquido una vez por semana a las 3 de la mañana y estamos en la delegación central, todos los servicios públicos han ido para abajo, los parques públicos están llenos de basura; tres, eliminar la corrupción, en la delegación con el sismo se cayeron edificios nuevos y no hay nadie en la cárcel y si hay gente muerta y viviendo en la calles, si eso no nos mueve y no nos revienta y hace que nos hierva la sangre para meterlos a la cárcel no sé qué mueva a la ciudadanía de la capital.

También voy a presentar una denuncia penal contra el jefe delegacional con licencia (Christian Von Roerich) porque ha servido de tapadera, vendió un programa de reconstrucción que es una farsa.

Soto añade que en su delegación habrá desarrollo urbano con orden y consenso vecinal, además de que su agenda será pro derechos humanos.

— ¿El 1 de julio, Benito Juárez dejará de ser un bastión del PAN?

Sin duda alguna, tengo un contrincante que está siendo investigado por una jueza por corrupción inmobiliaria, ese es mi contrincante ¿imagina que puede hacer?

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Entrevistas