| 

Sustentabilidad

Aunque tiene vínculos con Odebrecht, empresa invitada a obra del Cablebús seguirá en el concurso



Ciudad de México.-Una de las empresas invitadas por el gobierno de Claudia Sheinbaum a participar en el concurso para obtener el millonario contrato de obra de la línea 1 del Cablebús enfrenta señalamientos de corrupción en Venezuela y por tener nexos con la polémica compañía brasileña Odebrecht, pero aún así no será descartada en el proceso de adjudicación.



Se trata de la firma Doppelmayr Selbahnen GMBH, de capital austriaco, que en el país sudamericano construyó un teleférico, bajo señalamientos de irregularidades como pagos en exceso, mala calidad de las obras, entre otras.



Sobre los vínculos de Doppelmayr con Odebrecht, la organización Transparencia Venezuela dio a conocer el informe “Odebrecht, una organización para construir corrupción”, en donde reveló que el presidente de la firma austriaca Martin Schoffel actuó como representante de la empresa brasileña en un contrato de obra para realizar obras del Metro venezolano.



Sobre esos señalamientos se le cuestionó en entrevista al director del Órgano Regulador del Transporte, Pável Sosa, si las acusaciones contra Doppelmayr ameritan su descalificación.



Dijo que ninguna de las cuatro empresas internacionales a las que se les envió la invitación restringida tienen algún problema para seguir en el proceso de adjudicación del contrato de obras que representa un monto de 3 mil millones de pesos.



“Lo que estamos cuidando desde que inició el proceso de licitación es que le solicitamos al comité central de obra de la Ciudad una opinión, a la Secretaría de la Función Pública, a la Auditoría Superior de la Ciudad, a la Secretaría de la Contraloría, a la Auditoría Superior de la Federación, a todos les giramos oficio sobre todas las empresas que están participando y que nos digan si no existe algún procedimiento en contra de ellas.



“Es lo que nosotros estamos facultados para hacer y la respuesta en todos los casos es que no tienen ningún problema de participación”, dijo Sosa.



Agregó que a pesar de las acusaciones en Venezuela las autoridades capitalinas no tienen jurisdicción internacional.



“Lo único que sí podemos es hacer la revisión local y que nos digan las autoridades competentes si existe algo en contra de las empresas que están participando. De lo demás no podemos solicitar información porque no tenemos ese tipo de competencias”, dijo el funcionario.



Pável Sosa también reveló que de la invitación restringida dirigida a cuatro empresas internacionales, solo dos han respondido, señalando su interés en obtener el contrato para edificar el Cablebús.



La italiana Leitner y la francesa Poma son las que han respondido al gobierno de la Ciudad, mientras que la suiza Bartholet y la austriaca Doppelmayr aún no expresan su interés.



Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad