Aunque se enoje López Gatell



Ciudad de México.- Si el documento de los ex secretarios de Salud sobre la Pandemia del Covid-19 no le gustó al encargado de la estrategia, Hugo López Gatell, cuando lo lea le gustará mucho menos.



¿Por qué? Es sencillo: es un análisis puntal que revela los errores, las omisiones y las inconsistencias del gobierno federal ante una de las crisis más graves de la historia.



Reacciones lentas, subestimación de la gravedad del Covid-19, datos sin solidez por la ausencia de pruebas, falta de coordinación, comunicación deficiente, ausencia de pruebas, distanciamiento social poco riguroso, pocos o nulos apoyos económicos, desconocimiento administrativo, reticencia al uso del cubrebocas.



Un triste retrato y que por lo demás no augura nada bueno si las cosas no se corrigen.



¿En qué se basan los ex secretarios convocados por Salomón Chertorivski? Primero que nada, en su enorme experiencia. A lo largo de sus carreras tuvieron que resolver desafíos en políticas y enfrentar problemas y crisis, la de la Influenza, por ejemplo.



Eso es lo que se encuentra detrás del documento La gestión de la Pandemia en México.



En las tripas del problema se encuentra también el uso de los recursos ya que “el presupuesto 2020 para vigilancia epidemiológica fue 36% menor al presupuesto ordenado para combatir la influenza H1N1 en 2009, y es 28% menor a lo que en su momento se destinó frente al virus del Zika, en 2016.”



Pero el documento es ante todo una búsqueda de soluciones, un intento de colaborar, de aportar en un momento de gran incertidumbre.



Comparan lo que hizo bien y mal alrededor del mundo. Esto es, lo que proponen proviene de la evidencia que han dejado los últimos meses, donde existen experiencias de éxito, como las de Corea del Sur y Vietnam, y casos lamentables, como los de Brasil.



México ha tenido un mal desempeño, solo detrás del propio Brasil y de Nicaragua, por hablar de lo local.



Esto es así porque hasta el momento no se pudo desarrollar una estrategia lógica y acordada en todos los niveles. Se pasa de una propuesta a otra y con una facilidad que inquieta.



La Jornada Nacional de Sana Distancia fracasó, ya que no logró sus propósitos y se dio por concluida en pleno crecimiento de los contagios. El 79 por ciento de las personas fallecidas no recibió atención médica.



¿Qué proponen? Hay que prepararse para convivir por un largo periodo con el Covid-19, y para evitar nuevos confinamientos, aunque no deben descartarse, hay que educar a la población sobre los riesgos y establecer modelos diferenciados de apertura.



Recopilar la mayor información posible, ejecutar una campaña nacional de pruebas, encuesta serológica para medir los niveles del contagio, plan de ocho semanas para controlar la pandemia (es el promedio de tiempo en países con buenos resultados), disciplina social, uso generalizado del cubrebocas, política económica que haga posible quedarse en casa, colaboración científica, pensar en una ley general de cuarentena, campaña de vacunación contra la Influenza, y preparar la logística de la vacunación.



Gran esfuerzo de los exsecretarios. Toca reducir la soberbia y trabajar en conjunto. Es por México, así hay que entenderlo. Ojalá les hicieran caso.

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".