Atención espiritual a enfermos de Coronavirus, familiares y médicos en México



Ciudad de México.- Los sacerdotes católicos decididos a atender espiritualmente a los enfermos del Coronavirus COVID-19 y sus familiares, además de los trabajadores de la salud buscan mecanismos para asistirlos y evitar no contagiarse.



Esa asistencia pastoral la han iniciado a través de medios como internet, televisión, teléfono o videollamada, según se los recomendó la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en el Protocolo de Atención Espiritual a los Fieles durante la Contingencia Sanitaria del Coronavirus COVID-19 donde se establecen diversas recomendaciones:



Se les recuerda a los sacerdotes y religiosas que la atención a los enfermos, difuntos y familiares no debe cesar pero se deben acatar los lineamientos sanitarios establecidos por las autoridades a fin.



De permitirse las visitas a los hospitales los sacerdotes tendrán que ser responsables y conocer sus limitaciones para no convertirse en foco de infección.



Por eso se recomienda no asistir a brindar ese servicio espiritual si el ministro de culto es mayor de 60 años o con morbilidad, padece enfermedades crónicas como hipertensión y diabetes, enfermedad de Crohn, cáncer, artritis reumatoide, asma, EPOC, así como enfermedades de corazón.



La CEM solicitó instalar a nivel diocesano un servicio telefónico o de presencia virtual disponible las 24 horas, además de contar con otra línea telefónica o reuniones virtuales para apoyar a los trabajadores de salud, en “sus dudas éticas, morales y espirituales”.



También nombrar un equipo de sacerdotes de cada diócesis para atender las llamadas de auxilio espiritual, sin embargo la mayoría de las diócesis no los ha nombrado y los familiares de los enfermos acuden con el sacerdote más cercano que no siempre está preparado para acompañarlos o están impedidos por pertenecer a la población en riesgo.



La Arquidiócesis de México ha difundido en redes sociales las visitas que realiza un equipo de sacerdotes a varios hospitales desde el 14 abril pasado, ellos son Andrés Esteban López, Roberto Funes y Adrián Lozano.



También anunció que estableció la plataforma Videollamada COVID-19, servicio en el que participan médicos y sacerdotes quienes ofrecen consejo espiritual a pacientes, familiares o a quienes atraviesan por angustia por la epidemia de Coronavirus.



En este proyecto participan Prometeo Health Group y Red Médica en alianza con la Arquidiócesis en el que participan 70 médicos y 50 sacerdotes que atienden de lunes a domingo de 8:00 a 20:00 horas.



Jerarcas católicos realizan otros esfuerzos como el arzobispo Francisco Javier Chavolla de Toluca, quien asiste a los hospitales desde el pasado 17 de abril y desde afuera de las instalaciones imparte la bendición. Y se ha reunido con médicos.



La CEM señala que los protocolos para asistir a los enfermos del Coronavirus COVID-19 se deben implementar de acuerdo a la realidad de cada diócesis, y hasta el momento son pocos los obispos que se han organizado, la mayoría ha dejado la responsabilidad a los párrocos de las iglesias.



En algunos lugares existe sólo un sacerdote para atender a los fieles y sin importar su edad o estado de salud se ven en la obligación de cumplir con el servicio espiritual al que se comprometieron.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.