| 

Sustentabilidad

Asigna Semovi permiso para operación de motopatines a Bird



Ciudad de México.-La Secretaría de Movilidad dio a conocer que esta tarde se llevó a cabo el proceso extraordinario para la obtención de permisos anuales de operación para 1,750 monopatines eléctricos, los cuales fueron asignados a la empresa Bird la cual, junto con Jump, se presentó al evento que tuvo lugar en las instalaciones de la dependencia.



Con el desarrollo de esta fase extraordinaria, la firma Bird debate pagarle al gobierno capitalino 9.4 millones de pesos como contraprestación anual, a razón de 5,400 pesos por cada motopatín.



A través de un comunicado, la Semovi aseguró que de esta forma en la Ciudad de México habrá un total de 3,500 monopatines eléctricos.



Con lo anterior, “la SEMOVI cumple con el compromiso establecido en el Plan Estratégico de Movilidad 2019 de fomentar el uso de este tipo de transporte sustentable de manera ordenada, a través de la regulación basada en evidencia y en tomar en cuenta las necesidades de vecinos y el punto de vista de las empresas involucradas”, destacó la Secretaría de Movilidad.



Con este procedimiento extraordinario, la disponibilidad de 3,500 monopatines eléctricos durante el periodo 2019-2020 se distribuirá a la mitad para Bird y la otra mitad para la empresa Grin.



“Cabe mencionar que los permisos anuales serán entregados a las empresas una vez que, de acuerdo con lo establecido en la Gaceta de la Ciudad de México, cubran el pago de la contraprestación, cuya fecha límite es el 22 de agosto. Una vez realizado este procedimiento, recibirán, a más tardar el 23 de agosto, su permiso de operación”, detalló la Semovi.



Por separado, la empresa Movo generó en comunicado de prensa, donde criticó el proceso extraordinario de asignación de permisos, por considerarlo en contra de principios constitucionales, que daña la libre competencia, restringe el emprendimiento, perjudica la equidad y omite la voz de los ciudadanos, “motivo por el cual nuevamente nos abstuvimos de participar”, argumentó.



Lamentó que el proceso actual de regulación nunca se puso sobre una mesa de diálogo con todos los actores involucrados, pues los usuarios de monopatines y bicicletas sin anclaje y los vecinos de las 3 alcaldías en donde está limitado el servicio, no tuvieron oportunidad de opinar sobre la regulación, lo que implicó que no se cumpliera con la obligación legal de poner el proyecto de regulación a consulta pública, como lo ordena la ?Ley de Mejora Regulatoria de la Ciudad de México.



“Conforme a la nueva Ley de Mejora Regulatoria de la Ciudad de México vigente desde el 8 de diciembre de 2017, la regulación para monopatines y bicicletas sin anclaje se debió que poner a consulta pública por la Agencia Digital de Innovación Pública por al menos veinte días hábiles, previo a ser publicada en la Gaceta Oficial”, alegó la empresa.



Movo insistió que este regulación exprés viola el debido proceso de mejora regulatoria, no trae beneficios sociales ni al medio ambiente y se traducirá en una contraprestación que traerá mayores costos para todos los usuarios.



“En MOVO continuaremos operando con normalidad, bajo los lineamientos constitucionales y legales que tenemos permitidos y con miras a seguir promoviendo una alternativa de movilidad eficiente y al alcance de los ciudadanos.



“Hemos promovido un juicio de amparo y el proceso jurídico sigue en curso, esperamos que la Secretaría de Movilidad respete lo dispuesto por la autoridad judicial”, acusó la empresa.







Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad