Así fue la fuga de los tres reos del Reclusorio Sur. Las autoridades se enteraron dos horas después



Ciudad de México.-La fuga de los tres reos del Reclusorio Sur fue como de película. Todo se realizó de una forma perfectamente cronometrada, con amplia colaboración de los custodios y una capacidad de logística que permitió a los presos dejar la cárcel en una camioneta oficial de traslado del mismo Sistema Penitenciario, por la puerta de la aduana y sin que las cámaras del C5 lograran ubicar en qué punto descendieron de ese vehículo para continuar su escape.



Lo que hoy se sabe es que los prófugos, entre quienes se encontraba Víctor Manuel Félix Beltrán, presunto operador financiero del cártel de Sinaloa, abordaron una camioneta de traslado que sí tenía programada una salida, pues llevaba a otro interno al hospital Rubén Leñero para una cita médica. Ese cuarto reo sí llegó al nosocomio, a las 7:30 horas, y luego de su revisión médica regresó al Reclusorio Sur.



Una vez que la camioneta de traslado con los tres fugados abandonó el Reclusorio Sur, el vehículo comenzó a recorrer calles de Xochimilco hasta llegar a Prolongación División del Norte. Las cámaras del C5 ubican la ruta que siguió del vehículo, por División del Norte hasta llegar a Viaducto Tlalpan, donde continuó por San Antonio Abad y dio vuelta en avenida Izazaga.



La camioneta se incorporó después a Eje Central y siguió después a la izquierda por avenida Hidalgo, a un costado de la Alameda Central, para seguir de frente por Puente de Alvarado y su continuación por San Cosme, hasta avenida Instituto Técnico Industrial parasu arribo a la colonia Un Hogar para Todos, en la alcaldía Miguel Hidalgo, donde se encuentra el hospital.



Las autoridades capitalinas reconocieron que desconocían si para ese momento los tres internos se encontraban todavía a bordo de la camioneta o si pudo haber colusión incluso desde el C5, para informar a los reos donde había puntos ciegos de las cámaras de vigilancia y aprovecharlo para evadirse. “Eso es parte de las investigaciones que realiza la Fiscalía General de Justicia”, dijo la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, aunque la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum dijo que la ubicación de las cámaras del C5 es publica y está en la página de Internet del Centro de Control.



Hoy en conferencia de prensa, Rosa Icela Rodríguez detalló la forma en la que los tres presos se fugaron. Explicó que, luego de revisarse las cámaras de vigilancia del mismo penal, se detectó que entre las 21:00 horas del día anterior al escape y las 01:00 am de ayer hubo un movimiento inusual de cinco internos y tres custodios en las zonas 1 y 2 del área de ingreso.



También explicó que de la revisión física se encontró que las esclusas y las puertas que comunicaban a la celda de los evadidos se encontraban sin candado y abiertas, a pesar de que debían estar aseguradas.



Así, los presos tuvieron acceso libre a cinco dormitorios. En el dormitorio 7 quitaron barrotes para seguir su avance y luego descendieron metro y medio a un área común, donde con una cizalla cortaron la malla ciclónica que les permitió bajar a un patio.



Ahí, avanzaron 20 metros hacia una barda, en donde ya estaba dispuesta una escalera que les permitió brincar el muro perimetral del reclusorio y llegar al cinturón de seguridad interno, en donde caminaron hasta la torre 1 de vigilancia y ya ahí lograron salir por el estacionamiento del Cevarepsi, donde abordaron la camioneta de traslado que ya tenía la salida programada hacia el Hospital Rubén Leñero.



En la aduana de salida del Reclusorio, los custodios que estaban a cargo de esa puerta no realizaron el protocolo de revisión para la salida del vehículo, que consiste en la exploración del automotor por debajo de la cabina de los conductores y al interior de la caja, la cabina de traslado, así como el registro de bitácora de ingreso y egreso del vehículo.



Todas esas evidencias muestran que la evasión de los tres reos ocurrió a las 5:50 horas, pero la autoridad penitenciaria tuvo conocimiento de la fuga hasta las 8:00 horas de ayer 29 de enero.



Los custodios del segundo turno jugaron un papel fundamental en la fuga, pues de acuerdo con la narrativa de la secretaria de Gobierno, entre las 19:30horas y 20:10 horas del 28 de enero –la noche previa a la fuga--, se realizó el pase de lista habitual por parte del segundo turno de custodios, sin informar novedad alguna.
A las 07:45 horas del 29 de enero se realizó por protocolo un nuevo pase lista a cargo del mismo segundo turno de custodios, quien comunicó vía telefónica, sin novedad, a la Subsecretaría del Sistema Penitenciario.
A las 8:00 horas y al recibir el servicio, el tercer turno detectó de manera inmediata la falta de tres internos, por lo que se activaron los protocolos para el caso de evasión.



Esta información muestra que hubo colusión de diversos custodios del segundo turno del Reclusorio Sur, los cuales se encuentran sujetos ya a investigación en las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Ya hay ocho custodios detenidos y otros 22 aún rinden su declaración ante el Ministerio Público, por lo que el número de involucrados podría aumentar.