Aprueban reformas para extender licencias de paternidad y facilitar adopción



Ciudad de México.-El Pleno del Congreso capitalino aprobó hoy por unanimidad modificaciones al artículo 21 de la Ley de Igualdad Sustantiva entre Mujeres y Hombres en la Ciudad de México, donde se reconoce el derecho de los padres por consanguinidad o adopción a gozar de un permiso por paternidad que comprenda el mismo periodo establecido por maternidad.



En la reforma se señala la obligación de los entes públicos a realizar acciones para promover la incorporación del permiso por paternidad en los sectores público y privado.



La diputada de Morena Paula Soto presentó al Pleno este dictamen de reformas, en el cual se destaca que este tipo de licencias impulsa la igualdad de género, pues permite que la figura masculina se involucre con la misma cantidad de tiempo disponible en el periodo postnatal, así como brindar soporte a la mujer frente a la serie de contingencias que se presentan en el cuidado de un recién nacido o de un menor recién adoptado.



Esta reforma también propone homologar el número de días previstos en la legislación laboral, para que las madres trabajadoras puedan disfrutar de seis semanas de descanso, en caso de adopción de un infante.



La modificación de ley tiene su origen en una iniciativa que la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum remitió al Congreso de la Ciudad en noviembre del año pasado.



Durante la primera sesión de éste que será el último periodo ordinario de la actual legislatura, el Pleno también aprobó por unanimidad un dictamen que establece diversas reformas en materia de adopción, con los cuales se terminan procedimientos difíciles y tortuosos para garantizar a niñas, niños y adolescentes en condiciones de adopción, el derecho a contar con una familia.



Las reformas y adiciones se establecen a diversos artículos de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños, y Adolescentes de la Ciudad de México; el Código civil para el Distrito Federal y el Código de Procedimientos Civiles del Distrito Federal.



Actualmente la ley no contempla una obligatoriedad para resguardar la información de origen de cualquier menor de edad en situación de abandono, por lo que parte del decreto considera la creación de un registro único para conservar y proteger de forma permanente la información de las y los menores y a través de dicho registro.



Se establecen medidas especiales de protección para que se acorte al menor tiempo posible la estancia de los infantes y adolescentes en lugares de acogida, sin poner en riesgo su seguridad y para que el DIF emita una ficha única de adopción en todos los Entidades federativas.



También se plantea señalar, de forma clara, las conductas prohibidas con un marco que las sancione para evitar y combatir los abusos, trata o el lucro en el proceso de adopción, tanto por parte de privados como de funcionarios públicos.



Finalmente se establecen plazos máximos para los trámites de adopción para hacer el proceso más ágil siempre con el lineamiento de garantizar el interés superior de la niñez.

Etiquetas: