Aprueban reforma a Ley de Agua que obliga a crear nueva infraestructura de abasto y reuso



Ciudad de México.-Los diputados integrantes de la Comisión de Gestión Integral del Agua aprobaron hoy una serie de dictámenes enfocados a garantizar el derecho humano de los capitalinos al líquido, pero que impone la obligación a autoridades locales en los diversos niveles de gobierno a crear infraestructura tanto para el abasto como para el desagüe y para el reuso del agua de lluvia.



Una de las novedades de esa reforma es que el Sistema de Aguas deberá crear una red de drenaje en espacios públicos y vialidades para captar agua de lluvia y tratarla para su infiltración en el subsuelo.



Así, por un lado se modificó la Ley del Derecho al Acceso, Disposición y Saneamiento del Agua de la Ciudad de México, con el propósito de extender el deber de las autoridades para colocar bebederos en las instalaciones del gobierno capitalino, pero también en alcaldías y en sedes de los órganos autónomos.



La diputada morenista Guadalupe Aguilar Solache detalló que dicha propuesta se sustenta en la obligación que posee el Estado mexicano de garantizar el derecho humano al agua en su vertiente de consumo, sus beneficios a la salud pública y reducir el impacto ambiental que conlleva su consumo de forma embotellada.



Así, en la modificación al artículo 35 de la Ley queda establecido que en los edificios y oficinas públicas y de servicios de los tres poderes públicos de la Ciudad de México, Alcaldías, así como de los organismos constitucionales autónomos, se deberán instalar bebederos o estaciones de recarga de agua potable, debiéndose dar mantenimiento constante para garantizar su servicio e higiene.



Un artículo Segundo transitorio que también se aprobó contempla que para una correcta implementación de esta reforma los poderes públicos de la Ciudad contarán con un plazo que fenecerá el 31 de diciembre del año 2022, a efecto de que puedan dar un cumplimiento progresivo y sin afectaciones a sus finanzas.



Más adelante, se aprobó otro dictamen para reformar el artículo 36 de la misma Ley del Derecho al Acceso, Disposición y Saneamiento del Agua de la Ciudad.



En su parte esencial, esa modificación impone la obligación al Sistema de Aguas de la CDMX para diseñar y construir sistemas de infiltración de agua pluvial y agua de tormenta en espacios públicos y vialidades, mediante la construcción de pozos de absorción, Bioretención y otros sistemas, los cuales se acompañen con sistemas de tratamiento pluvial que retiren los contaminantes del flujo del agua.



Aquí la novedad es que el Sacmex deberá crear un sistema de alcantarillado específico para captar agua de lluvia que después será tratada para su infiltración en los mantos acuíferos.



Además, se otorgan facultades al Sacmex para revisar y aprobar los proyectos de infiltración de aguas pluviales y agua tormenta de entidades privadas y públicas que pretendan realizar en predios, espacios públicos y vías públicas, mediante la construcción de pozos de absorción, zanjas de absorción, biorentenciones u otros medios que permitan la recarga al acuífero.



En los artículos transitorios se agrega que estas medidas aplicarán a partir del año 2021 y se le impone a la jefa de gobierno un plazo de 120 días naturales, posteriores a la publicación del presente decreto para publicar en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, las normas complementarias que garanticen su aplicación.