Aprueba Congreso local nombramientos de 11 magistrados, entre ellos el de Rosa Laura Sánchez Flores



Ciudad de México.-Los diputados locales aprobaron hoy el nombramiento de 11 magistrados del Tribunal Superior de Justicia de la CDMX. En 10 de los casos la votación fue por unanimidad; solo en la ratificación de Rosa Laura Sánchez Flores hubo oposición de siete legisladores, al considerar que como magistrada actuó con insensibilidad y falta de perspectiva de género al reducir la sentencia de dos jóvenes que secuestraron, violaron y asesinaron a una menor de edad.



Por ese caso el proceso de ratificación de Sánches Flores ha sido polémico desde que a principios del año pasado se presentó su propuesta de designación.



La de este martes 30 de marzo fue la tercera ocasión que el dictamen con el nombramiento de Sánchez Flores se presentó ante el Pleno del Congreso de la Ciudad. En las dos anteriores ocasiones los diputados, sobre todo en la bancada de Morena, no lograron ponerse de acuerdo para reunir la mayoría calificada de votos a fin de lograr el nombramiento.



La diputada morenista Patricia Llaguno subió hoy a la tribuna del Congreso local para hablar en contra de esta designación al recordar el actuar de Rosa Laura Sánchez Flores, pues su resolución permitió la preliberación de los asesinos de una adolescente, secuestrada y privada de la vida por dos de sus compañeros de preparatoria.



El caso es el de Diana Belén “N”, una estudiante de 16 años secuestrada en mayo de 2016 por Gustavo Adán “N” y José Carlos “N”, ambos en ese momento menores de edad, quienes exigieron un rescate, pero la asesinaron y tiraron su cuerpo en una carretera de Morelos.



Los feminicidas recibieron una pena máxima por ser menores de edad, de cinco años de cárcel, pero en un recurso de revisión ante la Segunda Sala de Justicia para Adolescentes, donde está la magistrada Sánchez Flores, la pena de prisión se redujo a cuatro años, lo que les permitió librar la prisión.



Pero la impartidora de justicia argumentó en su momento que los feminicidas de Diana Belén no estaban plenamente conscientes de sus actos debido a su minoría de edad, a pesar de existir evidencia contundente de su actuar con dolo, alevosía y ventaja.



Hoy la diputada Patricia Llaguno recordó que en su ensayo y en el proceso de entrevista de la magistrada ante los diputados locales, como parte de la ratificación, la impartidora de justicia defendió aquella decisión del caso Diana Belén, pues reiteró que los asesinos de la joven no habían desarrollado una madurez cerebral suficiente y no podían hacerse responsables de sus actos.



Llaguno le pidió al resto de los diputados locales que demostraran la sororidad que tanto han pregonado y que tanto necesita la sociedad.



Pero las palabras de la diputada de Morena encontraron poco eco, incluso entre aquellos legisladores de su misma bancada que en su momento votaron en contra de la ratificación de Sánchez Flores, como fue el caso de Ricardo Ruiz, quien hoy votó a favor.



Así, el nombramiento de la magistrada se aprobó con 46 votos y siete en contra, entre los que se encontraron Carlos Hernández Mirón y Alessandra Rojo de la Vega.



Durante la sesión estuvo presente el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Rafael Guerra, quien acompañó a sus colegas en la toma de protesta, además de que se tomó fotos con ellos y con diputados locales en el salón de sesiones.



Los otros 10 magistrados que contaron con el voto unánime en su designación fueron Gloria Rosa Santos Mendoza, José Luis Zavaleta Robles, Jorge Martínez Arreguín, Leticia Rocha Licea, María del Rosario Tirado Gutiérrez, Yaopol Pérez Amaya Jiménez, Jaime Silva Gaxiola, Eliseo Juan Hernández Villaverde, María de los Ángeles Rojano Zavalza y Griselda Martínez Ledesma.