Aprueba Congreso capitalino reforma laboral. Habrá un Tribunal Burocrático y un Centro de Conciliación



Ciudad de México.-En sesión extraordinaria del Pleno, el Congreso capitalino avaló con 40 votos a favor y seis abstenciones la armonización de la Constitución de la CDMX con la reforma federal en materia laboral.



Con esta modificación, el Legislativo local tendrá a más tardar el 15 de diciembre de 2021 para expedir la Ley del Centro de Conciliación Laboral y la Ley que Regula las Relaciones Laborales de la Ciudad de México y sus Personas Trabajadoras.



Y es que se establece a nivel de la Carta Magna local la existencia de un órgano de conciliación de la Ciudad, como ente público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, el cual dependerá del poder Ejecutivo y tendrá a su cargo la generación de un mecanismo previo de conciliación antes de que una demanda llegue a tribunales laborales.



Dentro del mismo plazo, deberá reorganizar la Ley Orgánica del Poder Judicial y la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo y de la Administración Pública locales. En consecuencia, en mayo de 2022 deberá estar en funcionamiento el nuevo régimen.



Se definen con claridad los dos regímenes laborales, tanto el apartado A como el B y se establecen la existencia de las tres instituciones garantes de los derechos labores, como el Centro de Conciliación, la existencia de los juzgados de lo laboral --lo que implicará la desaparición gradual de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje--, así como la conformación del Tribunal Burocrático de la Ciudad para dirimir las controversias con los trabajadores al servicio del Estado.



Al presentar el dictamen, el diputado morenista Eduardo Santillán agregó que los juzgados laborales sustituirán a la actual Junta Local de Conciliación y Arbitraje y se transita de una instancia tripartita a una justicia laboral pronta y expedita.



“Habrá una sola audiencia obligatoria, en tanto que las subsecuentes, si las hubiera, se realizarán de acuerdo con las partes en conflicto, teniendo como el último recurso para solventar un desacuerdo, acudir a los juzgados laborales”, precisó.



En lo que respecta al derecho burocrático, explicó Santillán Pérez, se reconoce la relación laboral entre trabajadores y dependencias de Gobierno y Órganos Autónomos.



“Habrá dos mecanismos de defensa jurisdiccional de los derechos de las y los trabajadores: los juzgados laborales adscritos al Poder Judicial de la Ciudad y el Tribunal Burocrático, encargado de dirimir las controversias entre las personas trabajadoras y las instancias de Gobierno y Órganos Autónomos”, concluyó.



El dictamen aprobado hoy reforma los artículos 10, apartado B, numeral 10, y apartado C, numeral 9; 32, apartado B, inciso h), 39 y Vigésimo Quinto Transitorio en su primer párrafo, todos de la Constitución Política capitalina.