| 

Política

Aprobaron comisiones del Senado Ley de Seguridad Interior. Anuncian cambios, por lo que minuta regresará a San Lázaro

Ciudad de México.- Las comisiones unidas de Gobernación, Defensa Nacional, Marina y Estudios Legislativos Segunda del Senado, aprobaron está tarde por mayoría, en lo general, la minuta de la Ley de Seguridad Interior. El dictamen que se discutirá mañana en el Pleno, tendrá modificaciones, por lo que se regresará a la Cámara de Diputados para que ratifique o rechace los cambios que hizo la Cámara alta.

En el proceso de discusión en comisiones, senadores del PRD anunciaron que se reservarán todo el contenido de la ley, mientras que los legisladores Juan Carlos Romero Hicks (PAN) y Alejandro Encinas (independiente), presentaron un voto particular en rechazo al contenido del dictamen.

Respecto a los cambios que sufrirá la minuta proveniente de San Lázaro, el senador Fernando Torres Graciano informó que se presentarán propuestas de modificación para su discusión en el Pleno a los artículos 1, 7, 8, 9, 10, 16, 21 22, 26 y la adición de un transitorio del proyecto de decretó. En tanto, la senadora del PAN, Pilar Ortega Martínez anunció que se reservaba los artículos 4, 8, 9, 27, 33 y 34.

Torres Graciano, dijo que derivado de las sesiones de consulta con gobernadores, alcaldes y organizaciones sociales se harán modificaciones al artículo 7, en el que se agregarán párrafos con los que se fortalece el respeto a los derechos humanos, al establecer que los actos realizados por las autoridades con motivo de esta ley deberán proteger y garantizar en todo momento y sin excepción los derechos humanos, de conformidad con lo establecido con la Constitución y tratados internacionales.

Otra de las modificaciones se da en el artículo 8, donde el tema de las movilizaciones de protesta social quedaba definido en la minuta original como aquellas que se realicen pacíficamente. En el dictamen modificado se elimina esta parte para evitar interpretaciones respecto a qué actos de protesta son pacíficos y cuáles no, y den lugar a la intervención de las fuerzas armadas.

Durante la discusión del proyecto de dictamen, que se prolongó por espacio de cinco horas, la presidenta de la Comisión de Gobernación, senadora Cristina Díaz consideró urgente darle viabilidad al marco normativo, pues en la última década el país ha atravesado por una crisis que rebasa el umbral de la seguridad pública, y pone en riesgo la seguridad interior, como es la delincuencia organizada, generadora de delitos derivados del narcotráfico, entre otros.

Cristina Díaz agregó que en el artículo 9 se esclarecerá que la información en materia de seguridad interior será considerada como reservada de acuerdo con la legislación aplicable; en el artículo 16 se delimitan las acciones del Ejecutivo a sus facultades para evitar atos discrecionales por encima de la declaratoria de protección a la seguridad interior.

Los artículos 21 y 22 definen y delimitan las tareas de los grupos institucionales encargados de la seguridad interior, mismos que estarán a cargo de la autoridad civil y que coordinarán las tareas que realicen el Ejército o la Marina, salvo que las tareas de seguridad interior requieran la intervención de las fuerzas armadas.

El senador Fernando Torres Graciano, presidente de la Comisión de Defensa Nacional, aseguró que el debate ha sido amplio y por muchos años se escucharon todas las opiniones y voces respecto a este delicado asunto. Negó que se haya dado un “procedimiento atropellado” o “fast track” para aprobar este proyecto.

El senador Benjamín Robles Montoya, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, manifestó que los cambios incluidos ennel dictamen que se presentó esta tarde son insuficientes y no generan ningún tipo de control adicional y extraordinario de supervisión en materia de derechos humanos; sólo se trata de cubrir la inconstitucionalidad de la Ley, fomentan la opacidad y no cumplen con las expectativas de los organismos internacionales y especialistas, acusó.

El senador Ricardo Barroso Agramont, presidente de la Comisión de Marina, aseguró que las Fuerzas Armadas “no están regateando” el apoyo de los senadores, sino que han solicitado un marco jurídico para servir mejor a México; “no creo que estas intenciones sean para afectar a los mexicanos”, expresó.

Los senadores que se manifestaron en contra, del PRD y de la bancada PT-Moren, señalaron que esta Ley busca encubrir el fracaso de una estrategia de seguridad, pretende regresar al país al presidencialismo autoritario con facultades metaconstitucionales y no garantiza la paz, la seguridad ciudadana ni da certeza jurídica. Además, se reconoce la rendición del Estado frente a la crisis de inseguridad.

Los senadores a favor, del PRI y una parte del PAN, indicaron que la ley no implica la militarización del país, sino el fortalecimiento de las acciones del gobierno con reglas claras para la sociedad y las fuerzas armadas, para que no sean utilizadas de forma “caprichosa” por los gobiernos de los estados, y además refiere de forma clara el respeto a los derechos humanos.

Con los cambios que se prevén en la minuta quedará en la cancha ahora de la Cámara de Diputados avalar o rechazar las modificaciones antes de que concluya el periodo ordinario de sesiones que, se prevé, acabe este viernes.

Etiquetas Senado Ley de Seguridad Interior Comisiones Diputados

COMENTARIOS

MÁS Política