| 

Vivir

Aprender a vivir con vitiligo desde la infancia

Ciudad de México.- Bien dicen que los niños dicen la verdad, sin embargo, a veces estas verdades en palabras de los pequeños son crueles, ya que hablan tal cual ven las cosas, y esta vez le toca a Natalia, una pequeña de dos años que su vida dio un giro a causa del vitiligo.

Los papás de Natalia notaron que sus párpados eran más blancos, pensaron que había sido la sombra que le puso su prima cuando jugaron a maquillarse.

Al paso de las semanas esas manchas blancas eran demasiado evidentes, y hasta cierto punto sus papás lo vieron normal, porque “tal vez le pigmentó el maquillaje de los ojos”, pero eso era solo el principio.

Pasaron meses y Naty jugaba, reía, era una traviesa, como cualquier niña de tres años, sin embargo, había manchas en sus pies, detrás de sus orejas, en sus pies y en su cuello.

Los padres de esta pequeña iniciaron lo que una mayor parte de padres hacen, negarlo, “eso no es vitíligo”, pero su mamá, Laura, sabía que si era esa enfermedad iba a hacer que su pequeña se viera diferente a las demás niñas de su edad.

Inició con una pomada y pastillas que encontró en el Metro, sin saber que solo iba a darle más tiempo al vitíligo para seguir avanzando.

No cuidaron de ella, la exponían al sol, no le aplicaban bloqueador, y Natalia seguía cada vez con más manchas en su piel.

Laura desesperada entró a un grupo de una red social, en donde entendió que la pequeña tenía que ser atendida por un dermatólogo, así que a sus siete casi ocho años, Natalia apenas inició un tratamiento para vitíligo, sin embargo, antes de asistir con el médico, tuvo que soportar críticas, humillaciones y hasta caras de asco.

Desafortunadamente, las mamás, papás y niños que rodean a personas con vitíligo, creen que es contagioso, critican a las personas, las ven mal y un sinfín de palabras y actitudes que solo afectan a las personas que la padecen.

¿Por qué da vitíligo?

Es una enfermedad crónica, autoinmune, que se caracteriza por áreas en la piel que son despigmentadas, es decir se pone muy blanca. Esto se da porque los melanocitos (son las células que dan el color a la piel) dejan de trabajar. La Organización Mundial de la Salud presentó las cifras de que entre el 2 y 3% de la población sufre de esta enfermedad.

Causas

-El sistema inmunitario ataca y destruye los melanocitos.

-Genético.

-Estrés.

-Exposición a productos químicos.

Los síntomas son evidentes, ya que la despigmentación irregular la piel es notoria, puede presentarse en manos, pies, brazos, rostro y cuello.

¿Qué hago si tengo vitíligo?

-Acudir a un dermatólogo, se puede mejorar la apariencia de la piel, sin embargo, hay que recordar que es crónica.

-El protector solar en estos casos son importantes ya que la piel está despigmentada por lo tanto no hay protección.

En el caso de los pequeño es recomendable asistir a terapias psicológicas para que ellos sepan manejar las situaciones incómodas a las que se ven expuestos.



Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Vivir


  • Conmemoración Cáncer de Mama

    Ciudad de México.-  El INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) en su informe de “Estadísticas a propósito del Día Mundial contra el Cáncer (4 de febrero)” datos nacionales, en el 2016, hay 16 defunciones por...


  • Desorden alimenticio, una causa común de infartos?

    Ciudad de México.- “Gisela apúrate……me voy a morir!!!”, gritó Felipe a su esposa. A sus 45 años, su organismo había tocado fondo. Siempre fue un hombre delgado, aparentemente sano; sin embargo, su alimentación hasta ese día no fue la...


  • Día Mundial de la Obesidad

    Ciudad de México.- El 11 de octubre se conmemoró el Día Mundial de la Obesidad, en donde el tema principal este año es evitar estigmatizar el sobrepeso. Este año la Federación Mundial de la Obesidad hace un llamado...



  • Cáncer de nariz, padecimiento que va en ascenso

    Ciudad de México.-  Se sabe de los diversos tipos de cáncer que existen, pero el de nariz es poco común, que puede ser desarrollada desde el lugar de trabajo o ser un fumador pasivo. El cáncer de...