| 

Transición 2018

Anuncia Sheinbaum su terna de candidatos a ocupar la Secretaría de la Contraloría

Ciudad de México.-La jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum, anunció que hoy envió al mandatario saliente, José Ramón Amieva, la terna de candidatos a ocupar la Secretaría de la Contraloría, para que sea él quien en las próximas horas y antes de dejar el cargo, remita esa lista de candidatos al Congreso capitalino para el análisis y designación de quien será el titular.

En conferencia, la mandataria electa detalló los nombres de quienes son su propuesta para ocupar el cargo por seis años, sin posibilidad de reelección.

En la terna está Teresa Monroy Ramírez, ella es abogada especializada en Gestión Pública. Cuenta con 23 años de experiencia en áreas administrativas y normativas en diversas dependencias del Gobierno de la Ciudad; como la Secretaría de Salud, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda; y la Contraloría General. Cuenta con varios cursos y diplomados sobre auditoría, licitaciones y adquisiciones.

La jefa de gobierno electa también propuso a Juan José Serrano Mendoza. Es abogado por la Universidad La Salle. Se ha especializado en derecho corporativo y en combate a la corrupción dentro del marco del Nuevo Sistema Nacional Anticorrupción.

Cuenta con estudios en Administración Pública por la Universidad de Birminham, Inglaterra; tiene una especialidad en derecho laboral por la Universidad Panamericana, entre otros estudios. Es académico de la Facultad de Derecho de la UNAM.

Se desempeñó como presidente de la Fundación Barra Mexicana del Colegio de Abogados, desde donde encabezó varios equipos de trabajo de defensa probono en casos relevantes, por ejemplo la Acción Colectiva que interpuso un grupo de padres del Colegio Rébsamen en contra de varias instancias de los gobiernos federal, local y delegacional.

Es abogado independiente y fue servidor público en diversas instancias del Gobierno Federal, como la Secretaría de Educación Pública, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Desarrollo Social; en la administración local fungió como Secretario Auxiliar en la Procuraduría General de Justicia del entonces Distrito Federal.

El último en la terna es Luis Antonio García Calderón. Es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Coahuila y Doctor en Administración Pública por el Instituto Nacional de Administración Pública.

Es director general de Contralorías Internas en Entidades de la actual Secretaría de la Contraloría General de la Ciudad de México. Cuenta con más de 15 años de experiencia laboral en la administración pública local en áreas como el Registro Público de la Propiedad, el Fondo para el Desarrollo Social de la Ciudad de México, el Sistema DIF-DF, la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda.

Al anunciar esta terna, de la que el Congreso deberá nombrar a una persona para ser titular, Sheinbaum lamentó que la actual Contraloría actuó políticamente, pues no sancionó a funcionarios o fueron sanciones leves o exageradas para quienes no coincidían con la forma de pensar de la actual administración.

“Planteamos que sea un órgano de acompañamiento y no de corrupción de la Ciudad”, dijo hoy la futura mandataria en lo que fue su última conferencia de prensa en la casa de transición de la colonia Portales.

En semanas anteriores el Congreso de la Ciudad aprobó una reforma a la Ley de la Auditoría local, para otorgarle a quien sea el futuro contralor la atribución de designar por si solo a más de 100 contralores internos de los entes públicos de la administración local. Antes de esa reforma, dicha atribución era del Legislativo capitalino.

Cuestionada sobre si ese poder al Secretario de la Contraloría pueda ir en detrimento de la rendición de cuentas, la jefa de gobierno electa dijo que nunca habrá orientación para evitar o promover una sanción. Aseguró que se actuará conforme a la ley. “No se trata de poner a quien no vaya a imponer sanciones”, dijo.

Critica basificación

En otro tema, Sheinbaum se refirió a las basificaciones recientes de personas que hizo el gobierno capitalino y que ella heredará. Dijo que en muchas de esas plazas se han detectado irregularidades, como no pedir su incorporación al ISSSTE como debe hacerse.

“Nos ha parecido injusto que muchos trabajadores no fueron tomados en cuanta.Fue una basificación para familiares y operadores políticos”, dijo.







Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Transición 2018