Ante el Congreso local, marca distancia García Harfuch de quien le precedió en el cargo en la SSC



Ciudad de México.-En comparecencia ante el Pleno del Congreso capitalino, el secretario de Seguridad Ciudadana (SSC) Omar García Harfuch, marcó distancia respecto a su predecesor en el cargo, Jesús Orta. Insistió en varias ocasiones en lo que definió como un cambio de paradigma para transitar de un esquema preventivo a uno de carácter proactivo sustentando en la investigación e inteligencia policial.



Al enfatizar ante los legisladores que lleva sólo 11 meses en el cargo, el jefe de la Policía dijo que se logró dar marcha a especulaciones que había cuando inició la pandemia de Covid-19, pues tan sólo en cuatro días se desactivaron saqueos de tiendas y comercios.



Se comprometió a trabajar para evitar un repunte de los ilícitos con el regreso a la nueva normalidad.



Expuso que el atentado que sufrió en junio pasado le ha pasado a un gran número de policías, todos los días, semanas y meses, y por ese agradeció a los diputados su preocupación ante el ataque contra su vida.



Detalló que la incorporación de las capacidades de inteligencia e investigación policial a la Secretaría; así como el Fortalecimiento de la Operación Policial, son la columna vertebral de esta dependencia.



“Cuando llegamos hace un año a la Secretaría, esta Secretaría tenía un enfoque cien por ciento preventivo. Les pongo un ejemplo claro: si ocurría un robo a cuentahabiente, o una extorsión, el papel de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se acotaba a la detención en flagrancia del delincuente; si eso no ocurría en ese momento o en las horas inmediatas, ya no era trabajo de la Secretaría, sino de la Policía de Investigación de la entonces Procuraduría General de Justicia, hoy Fiscalía de la Ciudad”, explicó el funcionario.



Durante la comparecencia que se realizó vía remota, García Harfuch lamentó que antes de su llegada no había continuidad en la persecución del delito, pues en el mejor de los escenarios, cuando se trataba de una zona con mucha incidencia delictiva, se incrementaba el patrullaje y la presencia de elementos en la zona, para apostarle a la disuasión solo por presencia policial.



Agregó que históricamente el papel de la Policía quedaba acotado a que los resultados contra la inseguridad dependieran de las detenciones que pudieran hacer de manera aleatoria y en flagrancia, o bien, por la comisión de faltas administrativas.



Asi, la única ventana de oportunidad para que la policía actuara de manera satisfactoria, se presentaba cuando los uniformados presenciaban el momento exacto en el que se estaba cometiendo cualquier ilícito, porque de esa manera, podían proceder a la detención en flagrancia de los delincuentes; pero si eso no ocurría, poco podían hacer para darle seguimiento, porque esa ya era labor de alguien más, causando una gran frustración en los ciudadanos.



El jefe de la Policía destacó que el paradigma se rompió con la aprobación de una nueva Ley Orgánica de la SSC por parte del Congreso de la Ciudad, en donde quedó plasmada la facultad de la Secretaría para participar en auxilio del Ministerio Público, en la investigación y persecución de los delitos.



Se está forma, dejó en claro: “No estoy diciendo que hagamos las cosas mucho mejor que las personas que estaban antes, lo que estoy diciendo es que estamos haciendo las cosas diferente y que si las hacemos mejor es porque la ley es porque ahora la ley nos lo permite”.



Resaltó que a fin de garantizar la operación de la Subsecretaría de Inteligencia e Investigación Policial, gradualmente se han incorporado a las áreas de análisis táctico e investigación elementos que cubren el perfil y los requisitos para el desarrollo de dichas funciones, quienes además, fueron sometidos a un programa de selección, evaluación, formación y especialización.



A julio de 2020, fueron reclutados, seleccionados y dados de alta como policías de la Ciudad de México orientados a la investigación 91 elementos, 57 con perfil investigador y 34 con perfil de analista táctico. Se contempla que para finales de septiembre habrá un total de 200 nuevos elementos bajo esta modalidad.



Lamentó que en los últimos 10 años se registró un decremento de casi 5 mil elementos en la Subsecretaría de Operación Policial, lo que generó una insuficiencia para realizar patrullajes en sectores y cuadrantes.



Así, la instrucción de la Jefa de Gobierno fue recuperar esos cinco mil policías en el lapso de un año y medio. Al día de hoy ya se tienen mil 315 nuevos uniformados.



Dio a conocer que derivado de la denuncia ciudadana, tan sólo de Abril a la fecha se han realizado 190 cateos por presunto narcomenudeo.



Agrego que el Plan Operativo puesto en marcha desde su llegada se ha basado principalmente en el combate al narcomenudeo, combate a robo de vehículo, combate a giros negros, dispositivos de seguridad para apoyo a usuarios de transporte público, judicialización de objetivos prioritarios, apoyo en el abatimiento de rezagos en el cumplimiento de mandamientos judiciales, así como en la atención permanente a los delitos relacionados con la violencia familiar.



Entre otros resultados, en 13 de 14 delitos clasificados como de alto impacto se logró una significativa reducción. Siete delitos disminuyeron arriba de un 36 por ciento, como el de Robo al interior del metro, en 72 por ciento; Robo a bordo de microbús en 48%; Robo a bordo de taxi, en 46%, el Robo a transeúnte, en 42%; Lesiones por arma de fuego, en 39%; Robo a negocio, en 36% y Robo a cuentahabiente, en 36%



Seis delitos disminuyeron entre 17 y 25 por ciento, como Robo de vehículo con violencia, en 26%; Robo de vehículo sin violencia, en 23%; Robo a repartidor, en 22%; Robo a transportista, en 18%, y Robo a casa habitación, en 17%



Destacó las acciones en combate a la corrupción policial. Así, se han recibido casi 5 mil reportes de Twitter y alrededor de mil 300 llamadas directas que generaron 643 carpetas de investigación.



Del 15 de octubre de 2019 al 30 de agosto de 2020 se determinaron 83 mil carpetas de investigación internas de las cuales, 282 se remitieron a la comisión de honor y justicia, 266 con propuesta de destitución para 425 elementos y 16 más con propuesta de suspensión para 28 elementos. Al día de hoy se han impuesto más de 67,000 correctivos disciplinarios.