| 

Sustentabilidad

Amparo de Greenpeace suspendió el programa de contingencias ambientales



Ciudad de México.-Autoridades locales y federales que convergen en la Comisión Ambiental Metropolitana (CAMe) enfrentan un amparo que interpuso la organización Greenpeace, el cual los ha llevado a suspender de forma provisional el programa de contingencias ambientales para la Zona Metropolitana Del Valle de México, que se había anunciado en mayo pasado.



En conferencia, la secretaria del Medio Ambiente capitalina, Marina Robles y el titular de la CAMe, Víctor Páramo, detallaron los alcances e implicaciones de ese amparo, respecto al cual se le otorgó ya una suspensión provisional a Greenpeace.



Robles detalló que una primera implicación de la suspensión provisional es que a partir de los 100 puntos de contaminación las autoridades deben decretar una fase preventiva e informativa hacia la población, para garantizar la salud de las personas.



El programa de contingencia, suspendido temporalmente por esa orden judicial, establece que es a partir de los 150 puntos de contaminación ambiental cuando se decreten restricciones.



Ayer miércoles se aplicó una Fase Preventiva por ozono, en cumplimiento a esa suspensión provisional dictada el pasado 26 de junio por parte del juez Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México.



Lo anterior no implica dejar sin efecto el nuevo Programa de Contingencias Ambientales que anunció la CAMe en mayo pasado, sino que únicamente se posterga su aplicación en lo que se resuelve el juicio de Amparo.



Marina Robles dijo que se presentarán al juez los argumentos técnicos para considerar que es inviable establecer medidas de precontingencia o contingencia ambiental a partir de los 100 puntos, pues ese límite resulta muy cambiante respecto a las conexiones climatológicas y la dispersión de los contaminantes.



Un ejemplo de lo anterior fue lo que ocurrió hoy, cuando a las 15:00 horas de registró una contaminación ambiental por Ozono de 105 puntos, pero a las 16:00 horas, es decir 60 minutos después, ya había bajado a 70 puntos.



Por lo anterior, la CAMe decidió hoy no activar la fase preventiva, como sí lo hizo ayer “y así procederemos en tanto sabemos si el juez emite suspensión definitiva”, dijo Víctor Páramo.



Por su parte, Marina Robles reconoció que con esta suspensión provisional hay una situación complicada, pues no existe un programa definido y protocolos para esta nueva condición jurídica en que los colocó el juez Cuarto de Distrito.



No obstante, el titular de la CAMe dijo que si en estos momentos se llegara a 150 puntos de contaminación se aplicarían medidas similares a las del programa de contingencias, pero no precisó si eso llevaría a decretar acciones de restricción vehicular como el Hoy No Circula.





Veintiséis vericentros cerrados





Por otra parte, la Secretaría del Medio Ambiente dio a conocer que de los 58 Centros de Verificación Vehicular que están autorizados en la capital, 26 no están operando actualmente.



Esto se debe a que 14 centros no han realizado un pago al Gobierno de la Ciudad de México, establecido como requisito en las bases de la convocatoria del año 2017, así que deberán cubrir sus adeudos en un plazo de un mes o se les retirará la autorización. Hay 14 centros que no han concluido el proceso de autorización otorgada por la Entidad Mexicana de Acreditación y abrirán hasta que sean acreditados. Mientras que tres Centros están regularizándose en materia de impacto ambiental.



La Dirección General de Calidad del Aire aclara que los números no coinciden con el registro total de Centros de Verificación Vehicular debido a que algunos centros están relacionados con más de uno de los elementos referidos en los incisos anteriores.



“Esta Secretaría recuerda que en la página web http://189.240.89.19:8080/DVC/DVCCitas/ se informa el estatus de los Centros que prestan el servicio de verificación vehicular y se actualiza permanentemente la información conforme van regularizando su situación”, dio a conocer la Sedema en un comunicado.



La Dirección General de Calidad del Aire informó que considerando que en este mes hay poca demanda de servicio y sólo los autos con engomado amarillo son llevados a verificar (en otros meses confluyen automotores con dos colores de engomado), no habrá prórroga en el servicio de verificación de emisiones vehiculares.



El Programa de Verificación Vehicular para el segundo semestre de 2019 inició el martes 2 de julio del año en curso. El lunes primero de julio se dio mantenimiento al software de verificación de emisiones vehiculares.



El principal cambio que presenta el programa es la incorporación de una prueba físico mecánica para taxis y vehículos que prestan el servicio de taxi a través de plataformas electrónicas, para revisar con equipos automatizados el estado de los sistemas de dirección, suspensión y frenos; además de revisar de forma visual distintos elementos del automotor como luces, carrocería, llantas, puertas y parabrisas, entre otros.







Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad