Amarran GobCDMX e IP 23 proyectos para vivienda incluyente



Ciudad de México.-Como parte del Programa de Reactivación Económica y Producción de Vivienda Incluyente, Popular y de Trabajadores de la Ciudad de México (PREVIT), el Gobierno capitalino firmó un convenio de colaboración con la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el cual permitirá que entre 2020 y 2021 se generen 35 mil empleos, a través de 23 proyectos que representan la construcción de 4 mil 200 viviendas y una inversión de 4 mil 300 millones de pesos.



De los 35 mil empleos que se producirán, 15 mil son directos y 20 mil indirectos.



La jefa de gobierno Claudia Sheinbaum Pardo puntualizó que esto permitirá que las pequeñas y medianas empresas de la construcción accedan a créditos para desarrollar proyectos de vivienda incluyente y de regeneración urbana que impulsan la economía de la capital y el desarrollo económico con bienestar.



Explicó que luego de reunirse con el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) delegación Ciudad de México, Luis Armando Díaz Infante, concluyeron que para detonar la construcción en la capital era necesario otorgar apoyos a los constructores para que accedieran a créditos, debido a que a causa de la pandemia era más difícil que obtuvieran financiamiento, por lo que el Gobierno capitalino buscó el apoyo de la SHCP.



“Si hay la certeza jurídica de que un proyecto se va a desarrollar, tiene todos los permisos del Gobierno, tiene la viabilidad económica en la ciudad, pues ahí entran los instrumentos del Gobierno para permitir pues que la banca privada o la propia Sociedad Hipotecaria pueda establecer puentes para que no haya falta de recursos para que se desarrollen los proyectos”, dijo.



Por ello, explicó, el Gobierno de la Ciudad de México se comprometió a que en dos meses otorgará el permiso a desarrolladores de los proyectos siempre y cuando cumplan con los requisitos que están establecidos en el programa.



El secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, resaltó que el sector de la construcción es clave ya que es un termómetro que mide la recuperación económica del país y además, es una actividad que por realizarse al aire libre disminuye la posibilidad de contagios de Coronavirus (COVID-19), sumado a que los trabajadores de la construcción históricamente suelen no contar con seguridad social permanente y cuentan con menores posibilidades para enfrentar una crisis.



Por lo que era fundamental que se dieran las condiciones financieras adecuadas para el repunte del sector de la construcción, de tal forma que el convenio permite que desde el sector financiero y la Sociedad Hipotecaria se evalúe de manera más fácil un crédito, agregó.



Mientras que el Gobierno de la Ciudad de México se involucra en la generación de los permisos para definir la viabilidad de los proyectos.



Herrera Gutiérrez informó que de junio a la fecha se han recuperado 90 mil empleos en el sector de la construcción a nivel nacional, lo que representa el 70 por ciento de los empleos que se perdieron debido a la pandemia.



“Los empleos que se han perdido, más allá de las cifras macroeconómicas, significan por otro lado, que hay familias que no están en las condiciones de llevar a sus familias el ingreso que antes llevaban; y esto es algo que tenemos que trabajar y resolverlo pronto”, señaló.



En consecuencia, el secretario de Hacienda y Crédito Público resaltó que la apuesta es que el convenio funcione de tal forma que sea replicable en las demás entidades del país.



Durante su intervención, la secretaria de Administración y Finanzas, Luz Elena González Escobar informó que el objetivo primordial del convenio es facilitar la vinculación entre las empresas constructoras de vivienda y las instituciones que proveen del financiamiento que los desarrolladores requieren.



“El impacto para la ciudad es inmediato. Entre finales de 2020 y 2021 sólo, quiero ser muy clara, sólo, en el programa de Vivienda incluyente, Popular y de Trabajadores de la Ciudad de México, se contempla la construcción de casi 4 mil 200 viviendas con una inversión de 4 mil 300 millones de pesos lo que va a repercutir en una generación de empleos nada más en este programa de casi 15 mil empleos nuevos”, apuntó.



Por ello, detalló, el Gobierno capitalino ha dado seguimiento puntual, proyecto por proyecto, a través de los Gabinetes de Desarrollo Económico y de Desarrollo Sustentable; mientras que el Gobierno de México apoya en agilizar y simplificar el acceso de créditos para los desarrolladores alineando el interés financiero de las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) y de la banca comercial.



En tanto que la industria de la construcción se comprometió a generar proyectos inmobiliarios sustentables, con criterios de movilidad y respeto a las normas vigentes y en cumplimiento con los estándares de construcción reglamentarios.



“Desarrollamos una plataforma digital de control y administración de proyectos para que los desarrolladores que requieren financiamiento pudieran escribir sus proyectos, los cuales se envían directamente a Sociedad Hipotecaria con un expediente preintegrado y así intentar reducir tiempos”, detalló González Escobar.



Por su parte, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, (CMIC), Delegación Ciudad de México, Luis Armando Díaz Infante reconoció que el convenio facilitó el acceso a intermediarios financieros lo que les permitirá dar inicio a los primeros 23 proyectos registrados en el Programa de Reactivación Económica y Producción de Vivienda Incluyente Popular y de Trabajadores en la Ciudad de México (PREVIT).



“Nos sentimos optimistas ya que, en conjunto con el Gobierno de la Ciudad de México, la Sociedad Hipotecaria Federal y los industriales de la construcción podremos dar inicio de manera inmediata a los primeros 23 proyectos registrados en el PREVIT que representan 2 mil 500 viviendas en ocho alcaldías (durante septiembre-octubre), que generarán 15 mil empleos directos y 20 mil indirectos”, agregó.



De tal forma que ya han realizado las inversiones para la adquisición de los terrenos y la elaboración de los proyectos ejecutivos.