Alianza Federalista acepta acuerdo propuesto por AMLO; pero advierten, mensaje de confrontación no abona



Ciudad de México.- Gobernadores integrantes de la Alianza Federalista manifestaron su absoluto respaldo al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.




“Los gobernadores de la alianza federalista expresamos nuestro absoluto respaldo al gobernador Francisco Javier cabeza de vaca, gobernador de Tamaulipas, es inaceptable y no permitiremos que se usen a las instituciones del Estado mexicano para someter adversarios políticos, por lo tanto nos defenderemos y vamos a defender a cualquier integrante de la alianza y nos defenderemos todos ante cualquier amenaza o ataque desde el poder central”.




En conferencia de prensa, advirtieron que no permitirán que se use a las instituciones del Estado para someter a los adversarios políticos, y manifestaron que se defenderán ante ataques orquestados desde Palacio Nacional.




“Vamos a usar todos los instrumentos a nuestro alcance, todas las acciones necesarias en todos los frentes para defendernos de la embestida política que se ordena desde palacio nacional, expresamos nuestra confianza en las instituciones de justicia de la nación y hacemos un llamado a la Cámara de Diputados a que no actúe por consigna, sino en defensa de la legalidad, del Estado de derecho y de la imparcialidad y la defensa de la República”, dijo Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán.




Aceptaron el acuerdo nacional por la democracia, propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero dijeron que el llamado a la unidad no se puede materializar con mensajes de confrontación permanente.




“Mexico urge de Concordia, armonía y entendimiento, su ofrecimiento debe de ir compensado de discurso y acciones claras y contundentes que cesen la escalada de polarización que la será el alma de México”.




Los gobernadores también rechazaron la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, recién aprobada en la Cámara de Diputados, ya que afirmaron, no abona a garantizar la soberanía energética.




“Rechazamos este proyecto de ley aprobado por la Cámara de Diputados que afectará el bienestar de los hogares, la competitividad de las empresas y la economía del país, de convertirse en ley México se alejara del objetivo de alcanzar la soberanía energética, se incumplirán compromisos internacionales ya contraídos, lo que nos resultará muy costoso, será una ley a todas luces contrarias al interés nacional, hacemos un llamado a los senadores hacer un lado las posiciones partidistas y priorizar los intereses de la nación y también a rechazar esta iniciativa”.