Alertan por aumento en extorsiones, secuestro y robo en la CDMX para esta nueva normalidad



Ciudad de México.-Por la crisis económica que ha dejado la emergencia sanitaria, en la Ciudad de México se espera un repunte preocupante de ilícitos como la extorsión, el secuestro y el robo en sus diversas modalidades para lo que resta del año, alertó el director general del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, al presentar el Reporte del segundo trimestre de 2020 de incidencia delictiva en la capital del país.



Explicó que en cada ocasión cuando se presenta una situación económica difícil para las personas, el comportamiento de esos ilícitos es cíclico, con repuntes de consecuencias graves para la ciudadanía.



Durante una conferencia de prensa, subrayó el caso específico del secuestro, al que calificó como un delito de oportunidad, pues hace al menos hace 20 años era particularmente estudiado por quienes lo cometían, al seguir y analizar a sus víctimas para conocer su situación familiar y patrimonial, pero ahora la mayor parte de los raptos se dan porque se presenta la oportunidad, ya sea porque la persona secuestrada estaba sola o iba bien vestida e incluso porque fue fácil cometer el secuestro.



Abundó que quienes cometen ese delito ya son bandas improvisadas, sin que haya sofistificación, por montos muy limitados y pega a todas las clases sociales.



De acuerdo con el propio Observatorio Nacional Ciudadano, la capital del país se posicionó en el onceavo lugar del ranking nacional en el delito de secuestro, con una tasa de 0.17 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes. La mayoría de las víctimas de secuestro del Fuero Común fueron hombres mayores de edad, con un 61.5% de las víctimas reportadas en el segundo trimestre de 2020.



A nivel de alcaldías, la que tuvo la tasa más alta de secuestro fue Miguel Hidalgo, con 0.53 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes; seguida de Azcapotzalco, con 0.50 carpetas y Tláhuac, con 0.27 carpetas.
Los secuestros reportados disminuyeron en 11 de las 16 alcaldías respecto al mismo periodo del año anterior y las alcaldías que presentaron el mayor decremento fueron Alvaro Obregón, Benito Juárez, Cuajimalpa de Morelos y Milpa Alta. Un 25% de los secuestros registrados sucedieron el domingo; el 33.3% de los secuestros ocurrieron durante la noche.



El Reporte del segundo trimestre de incidencia delictiva señala que a pesar de las disminución de diversos en delitos, debido a la menor presencia de gente en las calles, la Ciudad de México ocupa el segundo lugar del ranking nacional en robo en transporte público y robo a transeúnte, así como en robo a negocio, y el cuarto lugar en robo con violencia.



A pesar del confinamiento, la tasa de homicidios culposos aumentó un 16.5 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, y de este ilícito destaca que a pesar de habernos resguardado en nuestras casas, un 94 por ciento de las víctimas fallecieron por accidentes de tránsito



En consecuencia, el director del Observatorio Nacional Ciudadano concluyó que es muy probable que, en cuanto la situación vuelva paulatinamente a la normalidad, las cifras de todos estos ilícitos regresen a las tasas de incidencia habituales o incluso empeoren debido a la crisis económica.



Un elemento al que puso énfasis Francisco Rivas durante su presentación fue el delito de violencia de género, pues continúa agravándose. La tasa de víctimas de feminicidio incrementó 35.3% respecto al mismo periodo de 2019, y a pesar de que las cifras de violencia familiar disminuyeron 21.6 por ciento en este periodo, la evidencia documental sugiere que las mujeres estuvieron más expuestas a la violencia dentro de sus hogares.



Aunque los capitalinos nos tuvimos que quedar en casa durante el segundo trimestre del año --abril, mayo y junio--, en ese periodo hubo un aumento de 110 por ciento en las



carpetas de investigación de homicidios dolosos de mujeres y las carpetas de feminicidios.



En cuanto al robo con violencia, la Ciudad se posicionó en el cuarto lugar del ranking nacional, con una tasa de 56.67 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes. La tasa de este delito disminuyó 48.4 por ciento respecto al mismo periodo de 2019.
El robo a negocio reportado en la Ciudad se mantuvo en el segundo lugar a nivel nacional, a pesar de la disminución en la tasa de 38.7% respecto al mismo periodo de 2019.
El robo a transeúnte reportado en la capital del país pasó del primero al segundo lugar a nivel nacional. En este periodo, la tasa del delito fue de 36.82 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes. Esto significó una disminución del 59.8% respecto al mismo periodo de 2019.
Durante la presentación del Reporte, Francisco Rivas abundó sobre el análisis del comportamiento delictivo en la Ciudad. Lamentó que en la urbe hay una alta penetración de la delincuencia organizada; en la alcaldía Miguel Hidalgo hubo un incremento importante de la inseguridad, pues la demarcación se coloca en primer lugar por robo con violencia, robo a transeúnte y robo a transporte.



Francisco Rivas lamentó que a pesar de este escenario, las autoridades se encuentran colapsadas, se carece de una estrategia clara para mitigar el impacto económico de la pandemia y sus consecuencias en la incidencia delictiva, urge una inyección de recursos para hacer frente a la situación y se necesitan agilizar los mecanismos para la presentación de denuncias.