| 

Entrevistas

Al cumplir 50 años surge nuevo sindicato del Metro. Va contra corrupción y cacicazgo del gremio mayoritario



Ciudad de México.-Con su toma de nota en la mano que le otorgó la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, Homero Zavala Zavala se estrenó como secretario general del nuevo Sindicato Mexicano de Trabajadores del Metro, una disidencia que reconoció, deberá esforzarse horas extras para contrarrestar la concentración del poder, la corrupción y un cacicazgo construidos por el sindicato mayoritario de Fernando Espino Arévalo a lo largo de décadas en ese medio de transporte público.



Una muestra clara de la descomposición de esa representación sindical, detalló Zavala en entrevista con Capital CDMX, es el surgimiento de empresas que conformó el sindicato mayoritario y que se han convertido en proveedoras del propio Metro. Además, Zavala reitera la acusación que por lustros han hecho diversas personas y en distintas circunstancias, en el sentido de que Fernando Espino tiene a su familia en la nómina del Sistema de Transporte Colectivo, con sueldos de 50 mil pesos al mes.



Hoy por la mañana y a propósito del aniversario número 50 de ese medio de transporte, se le preguntó a la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, sobre la corrupción que ha imperado en torno al Sindicato Nacional del Trabajadores del Metro que encabeza Fernando Espino.



"Bueno, pues eso es una cuestión del propio sindicato", dijo brevemente la mandataria, sin querer hablar más del tema a pesar de que se le hacían más preguntas en ese sentido,



La jefa de gobierno aseguró que Florencia Serranía ha hecho un excelente trabajo de limpieza general, tanto de estaciones, trenes, pero también de la corrupción que había en el Metro, lo cual ha permitido generar ahorros para proyectar inversiones a futuro de modernización y mantenimiento del Metro.



En la charla con Capital CDMX, Homero Zavala coincidió que uno de los graves problemas del Metro es la falta de un mantenimiento profundo por esas cinco décadas.



Para el secretario general de este sindicato disidente hay una situación de crisis y riesgo por la desatención que se ha acentuado a lo largo de distintos gobiernos, con una falla cada vez más constante de los trenes, la lentitud en el avance de los convoyes, la inseguridad y una frecuencia de paso más larga. Lo anterior se ha reflejado en un nivel de estrés y agresividad mayor de parte de los usuarios, lamentó Zavala.



El nuevo Sindicato Mexicano surgió a partir de una asociación civil del mismo nombre que antes de su toma de nota ya había aglutinado a 2 mil 800 trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo. Con la toma de nota el proceso que sigue es afiliar a ese personal a este naciente gremio, pero también convencer a otros compañeros de sumarse a la novel agrupación gremial.



Pareciera fácil, pero será un enorme reto, pues Homero Zavala acusó un hostigamiento de parte del sindicato mayoritario y hasta de la dirección administrativa del Metro.



"El día que me dieron la toma de nota me dieron de baja de mi puesto. Los trabajadores dicen que si a mi que los estoy representando me dieron de baja, empieza entonces la represión de la empresa y por parte del Sindicato mayoritario. No nos han dado oficinas, ni nos han otorgado los permisos. Muchas cosas nos van a costar, porque no sólo va a ser un pleito de escritorio, tendremos que poner todo nuestro esfuerzo para que este sindicato tenga una buena representatividad", explicó Homero Zavala.



-¿Han tenido acercamiento con la dirección del Metro? ¿Con Florencia Serranía?-, se le preguntó.



- Nada. Hasta el día de hoy no tenemos ni un hola. El escenario no es fácil, pero cualquier cosa y acuerdo que venga para el sistema nosotros vamos a estar muy al pendiente, que realmente sea de interés para la empresa y para los trabajadores, que no sea solamente para un grupo, porque hasta ahorita las últimas plazas y el último movimiento que se hizo con la administración fue para beneficiar a un grupo muy pequeño de trabajadores. Estamos hablando de una familia que tienen sueldo de 50 mil pesos mensuales, que es lo que cobramos más de 20 trabajadores juntos-, dijo el nuevo dirigente sindical.



- ¿Son familiares de Espino quienes tienen esos sueldos?



- La mayoría son familiares y parte de su comité.



- Se ha hablado siempre que esa dirigencia sindical tiene muchos privilegios y prácticamente ha sido intocable a pesar de los abusos que ha cometido ¿por qué crees que actúa esa dirigencia sindical con tal impunidad?



- Porque ha gozado del apoyo y respaldo de ciertas autoridades y de partidos políticos, que creo que hoy es algo que traen los beneficios de la Cuarta Transformación.



- ¿Crees que hay una negociación política con esa dirigencia del mayoritario?



- No, yo creo que hay un interés por parte de la directora, pero no precisamente del gobierno.



-¿Lo puedes explicar más?



- Te voy a dar un ejemplo: el sábado llegamos a nuestro centro deportivo y la autoridad no nos permitió el acceso. Esto es parte de la autoridad negociada con esa organización sindical, pero sí creo que no tiene el apoyo y el respaldo desde arriba. Eso es lo que yo veo y lo que vemos los trabajadores, porque en algunas cosas se ha visto mermado el poder que tenían.



-Vimos al inicio de esta administración una confrontación entre Florencia Serranía y la dirigencia del sindicato mayoritario. ¿Qué saben de esa confrontación? ¿Se dio y ya se acabó?



-Esta dirigencia siempre dijo y lo publicó que había una muy buena relación. Sí hubo algunos intereses, obviamente por las empresas que tienen dentro. De repente no les pagaba y ahí vino la presión, una presión que ha venido de años. Eso es algo que ha ocurrido sistemáticamente todos los años. Cuando se les acaban los contratos a sus empresas, empieza el golpeteo, empieza el aventar a los trabajadores por delante hablando de un beneficio para los trabajadores, cuando era un beneficio personal. Ese es el problema que ha sufrido el Metro.



-¿El sindicato mayoritario tiene empresas como proveedoras del Metro?



-Sí, tiene algunas empresas.



-¿En qué áreas?



- Comedores, los juguetes, algunas cuestiones dentro del deportivo, uniformes. Son muy bien hechas; las han tratado de disfrazarlas muy bien precisamente para que no se preste para ese tipo de cosas, pero al final de cuenta se volvieron empresas.



La semana pasada Homero Zavala encabezó una conferencia de prensa acompañado de diputados locales de Morena, donde se dio a conocer la toma de nota a favor del nuevo Sindicato Mexicano de Trabajadores del Metro.



Ahí este secretario general acusó que existen hasta 120 trenes fuera de servicio en las distintas líneas, como resultado del olvido en que han dejado las pasadas administraciones a ese medio de transporte. Explicó que en su mayoría son trenes viejos.



También lamentó que el mantenimiento general de trenes en pasados gobierno ha sido decorativo. Zavala lo llamó "trenes Frankenstein, pues al desarmar por completo cada convoy y colocarle piezas nuevas, el problema fueron las refacciones.



Para esos trenes viejos ya no existen refacciones o cada vez es más difícil conseguirlas. La opción fue tomar piezas de otros trenes o se fabricaron piezas "hechizas", lo que no garantizó el buen funcionamiento de las unidades.



Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Entrevistas