Ajusta Morena iniciativa de presupuesto participativo. Cambia cancelar por posponer



Ciudad de México.-Para atajar dudas y críticas contra su iniciativa de cancelar el presupuesto participativo 2020 debido a la emergencia sanitaria, diputados locales de Morena anunciaron la modificación de propuesta para ahora “posponer” la ejecución de esos recursos que ascienden a mil 470 millones de pesos.
Los legisladores morenistas, encabezados por su coordinadora Martha Ávila y su vicecoordinador José Luis Rodríguez, dieron a conocer el envío de oficios a las comisiones dictaminadoras de Presupuesto y Participación Ciudadana del Congreso local, para el ajuste.
En la modificación al artículo vigésimo transitorio de la Ley de Participación Ciudadana queda establecido entonces que en virtud de la imposibilidad fáctica para continuar de manera adecuada con el proceso de presupuesto participativo 2020 y toda vez de que se antepone la salud pública a la luz de la pandemia originada por el COVID-19, se “pospone“ la aplicación de los recursos destinados para la ejecución de los proyectos aprobados por la ciudadanía para ejercerse en dicha anualidad.
En tanto, en el artículo décimo noveno del Presupuesto de Egresos, la nueva redacción señala que se manera excepcional se “pospone” la ejecución de los recursos destinados para el presupuesto participativo correspondiente al ejercicio fiscal 2020.
considerado en el artículo 18 del presente Decreto.
Los diputados locales de Morena subrayaron así que será posible atender las recomendaciones sobre la Sana Distancia, se evitará poner en peligro a la ciudadanía y no se vulneran los derechos políticos y colectivos de las y los habitantes de la Ciudad de México.
Asimismo, el dictamen permitirá preservar las cosas en el estado que actualmente guardan, esperando la mejora en las condiciones económicas y de salud, para continuar con el proceso para la ejecución del Presupuesto Participativo en la ciudad durante el año 2021.
La propuesta original generó duras críticas por parte de la ciudadanía, que acusó un intento de los morenistas para maniobrar electoralmente con los recursos del presupuesto participativo, en virtud de que el próximo es año de elecciones para renovar alcaldías y diputaciones locales.