| 

Política

Acusan periodistas un Mecanismo de Protección deficiente en la Ciudad de México

Ciudad de México.-Diputados locales, pero sobre todo periodistas, acusaron hoy las deficiencias operativas y la opacidad en el manejo de recursos del Mecanismo de Protección Integral de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas (MPIDF) de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Cruz Santiago.

En el Congreso capitalino y durante la comparecencia de la funcionaria, la diputada del PAN Margarita Saldaña dio lectura a una carta suscrita por el colectivo Periodistas por la Paz, en la cual los comunicadores señalaron que ese ente público ha recibido en los últimos tres años un total de 31 millones 92 mil pesos presupuestados para llevar a cabo su fin, que es la de generar medidas de seguridad que coadyuven en el ejercicio de la libertad de expresión y la defensa de los derechos humanos en la capital.

De esta cantidad, en el 2016 solo se asignó un presupuesto de 485 mil 963.97 pesos, los cuales en su totalidad fueron destinados a pagar el sueldo de los servidores públicos de mandos medios y superiores, con lo que se infiere que en ese año no se destinó ni un solo peso para la protección integral de las personas periodistas y activistas.

Para 2017, las aportaciones alcanzaron 14.9 millones de pesos y para este 2018 se cuenta con un fondo de 15.6 millones. Todos estos recursos son ejercidos en su totalidad, no incurriendo en subejercicios, “sin embargo, al revisar la distribución del gasto observamos que más de la mitad de los recursos que asigna el gobierno de la Ciudad de México se van en el concepto de “servicios personales”, entre ellos el pago de la nómina, ya que en ese rumbo en los dos últimos años se han destinado 16 millones 905 mil 616 pesos”, acusaron los comunicadores.

La legisladora panista refirió que cuatro de los periodistas que firmaron la carta estaban presentes en la comparecencia. Son comunicadores desplazados de La Paz, Baja California; Torreón, Coahuila; así como de Sinaloa y Guerrero, quienes salieron de esas entidades luego de sufrir amenazas.

En esa carta, los comunicadores lamentaron que el Mecanismo local se ha enfocado a mantener una burocracia, al gastar en estos tres años 21. 8 millones de pesos en pagos de nómina, mientras que el resto va para Servicios Generales, Ayudas, Subsidios y Transferencias, con una cantidad cercana a los 10 millones de pesos.

“Uno de los temas fundamentales que rodean la protección de las personas defendoras de derechos humanos y periodistas es la poca claridad con la que se gasta todo este presupuesto, ya que a simple vista nos parece inequitativo que la mayor cantidad se destine a mantener una burocracia pesada e ineficiente que no cumple con su función principal.

“Hemos detectados que parte del gasto se va a subvencionar talleres y conferencias en donde se invita a personajes de la opinión pública que cobran elevados honorarios, y no precisamente a soliviantar las necesidades de beneficiarios acogidos. Asimismo el refugio que se pretende hacer sigue siendo una utopía para las y los periodistas amenazados”, acusaron.

Otra deficencia que se ha detectado es la nula coordinación entre el Mecanismo local y el Federal, y no porque éste último se encargue de proteger a las personas para las que fue creado. El Mecanismo local dejó de prestar atención a los beneficiarios que se encuentran en la Ciudad de México, principal destino al que desplaza la Federación a comunicadores.

Recordaron que la Ciudad de México alcanzó en la nueva Constitución el estatus de “Ciudad Refugio”, por lo que el Mecanismo local debería brindar toda la atención a las y los periodistas que arriben a la capital mexicana con motivo de desplazamiento, ya sea por el Mecanismo Federal a cargo de la Secretaría de Gobernación, o ya sea desplazados por sus propios medios, como también se han documentado casos de comunicadores y activistas que tuvieron que abandonar sus regiones en el interior de la República para poner su vida a salvo.

En su turno, la diputada de Morena, Lilia Rossbach, lamentó que en el informe por escrito recibido previo a esta comparecencia, se incluyan solo tres páginas sobre el Mecanismo dentro de un documento que remitió la Secretaría de Gobierno, cuando este es un tema delicado.

“Entonces en tres breves cuartillas se hace manifiesto que esta ciudad está urgida de mirar con mayor atención a aquellas personas que ayuden a construir la verdad y la realidad nacional que son las y los periodistas, tanto por la importancia estratégica de la capital como faro informativo, como por el mandato legal y moral que las autoridades hemos asumido para estas personas”, dijo la legisladora.

La diputada dijo que mientras los comunicadores, reporteros y periodistas se sigan percibiendo o estando en condiciones de protección precaria, deficiente o insuficiente para realizar su labor, habrá un ambiente de inseguridad y de imposibilidad para hacer valer el derecho a la verdad y a la información libre de los capitalinos.

“Mencionan que la Ciudad de México es considerada refugio para las personas que son amenazadas o agredidas por ejercer la defensa, promoción y protección de los derechos humanos y la libertad de expresión. Sin embargo, dejó de serlo el viernes 31 de julio de 2015, el caso del fotoperiodista Rubén Espinosa sigue impune”, le recriminó la legisladora a Claudia Cruz.

En respuesta, la funcionaria dijo que en el mecanismo local las personas tienen medidas de seguridad, además de apoyarlos con todos los programas que se tienen en la Ciudad de México, así como en los planes de protección y talleres de autoprotección para las personas y sus familias.

“No lo hacemos con las personas del mecanismo federal porque no son parte de nuestro mecanismo, son cosas de las que ya hemos estado hablando con ellos, que tenemos que perfeccionar”, dijo Cruz.

Aseguró que el mecanismo local no es caro, pues opera con muy pocos recursos. Dijo que existe una estructura de 16 servidores públicos que ha logrado atender a 229 personas.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Política