Acusa PT presiones desde el GobCDMX que provocaron renuncia de diputadas



Ciudad de México.-La bancada del PT en el Congreso capitalino emitió esta noche una declaración pública donde acusó que presiones políticas desde el gobierno de la Ciudad propiciaron la fractura en el grupo parlamentario que llevó a la renuncia de las diputadas Leonor Gómez Otegui y Lizette Clavel.



En su documento, el Partido del Trabajo reveló también que no se ha tenido la capacidad de entablar un diálogo con la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum en el tiempo que lleva esta Legislatura, y a pesar de ello la fracción petista ha acompañado las iniciativas y propuestas de la mandataria, así como las emanadas de las bancadas de Morena, PES y del mismo PT.



"Pero en fechas recientes hemos recibido proposiciones, sugerencias y presiones –en ocasiones de tono muy fuerte– para sumarnos a una posición política que impulsa consideraciones y modificaciones presupuestales para ciertas áreas de la ciudad en las que como PT no coincidimos ni apoyamos; pues como partido histórico de izquierda tenemos la clara convicción de que los ajustes financieros nunca deben de afectar el ejercicio de los derechos y las libertades de las y los capitalinos, por lo que en este momento y en los subsecuentes, seguiremos sosteniendo nuestra posición en un claro acto de congruencia", expuso el PT en esa declaración pública.



Sin llevar la firma específica de algún diputado petista, en el documento se acusa que al interior de algunas áreas de gobierno se mantienen viejas prácticas que en otros momentos se establecieron como “ordinarias” en la vida política de esta Ciudad, cuando fue gobernada por un mismo partido por más de 20 años, pero que ya no tienen cabida en la actual dinámica política de nuestra ciudad.



Las diputadas que aún siguen en el PT, con Circe Camacho como coordinadora, lamentaron que en esas viejas prácticas se pretendan hacer perdurar la corrupción, prebendas económicas, posiciones políticas y acuerdos a espaldas de la jefa de gobierno.



"Es por ello que esta separación (de Leonor Gómez Otegui y Lizette Clavel) es indignante, ya que se debe a una práctica poco ética de parte de funcionarios de segundo nivel que se encuentran en el Gobierno de la CDMX", acusaron las petistas.



Lamentaron la decisión de las dos legisladoras para renunciar a la bancada del Partido del Trabajo y aunque dijeron no coincidir con las motivaciones que han externado para justificarla, "sentimos aún más que en el transcurso de esta legislatura nuestras compañeras se hayan alejado de los principios y la vocación que caracteriza al PT", agregaron.



Reconocieron las diferencias que surgieron en este proceso con Gómez Otegui y con Lizette Clavel, así como la imposibilidad para encontrar un punto de coincidencia o de contacto entre ambas posiciones, pues precisamente cuando lo que se enfrentan son las convicciones políticas de esta fracción y los intereses personales de las diputadas que el día de hoy se separan, no hay forma de encontrar ninguna coincidencia "pues las convicciones siempre serán las que determinen nuestras acciones y nuestro futuro", concluyeron en esta declaración pública.