| 

2018

Acusa Morena al Frente y al GobCDMX por uso de tarjeta tipo Monex para compra del voto

Ciudad de México.-El coordinador de la bancada de Morena en la Asamblea Legislativa, César Cravioto Romero, denunció una violación más al proceso electoral en la Ciudad de México por parte de los partidos que integran el Frente. Se trata del uso de una tarjeta Broxel que el gobierno de la Ciudad emplea para comprar votos a favor del candidato de Ricardo Anaya y de Alejandra Barrales, acusó el diputado morenista.

En conferencia de prensa, el legislador informó que a cien mil trabajadores del Gobierno de la Ciudad se les entregó una tarjeta Broxel del Metro, personalizada, con un monto de 280 pesos con el pretexto de que ese recurso es el remanente de los vales de fin de año.



Sin embargo, explicó Cravioto, esas tarjetas son usadas para la compra del voto en favor del PAN-PRD, pues el gobierno de la Ciudad, a través de Miguel Ángel Vásquez y de Juan Ayala, obliga a los trabajadores a convencer a 10 amigos y familiares para votar por Anaya y Barrales, a cambio de dinero o productos. Dichos obsequios no podrán ser entregados hasta que confirmen, mediante una fotografía, que votaron en favor del Frente.

Mediante esa operación, destacó el coordinador, se pueden obtener entre 500 mil y hasta un millón de votos a favor del Frente PRD-PAN. Es sin duda, dijo, una estrategia similar a la que se empleó en 2012 con las tarjetas Monex, mediante las cuales el PRI, en alianza con el Verde Ecologista, compró hasta 5 millones de votos en todo el país.

Cravioto Romero hizo un llamado a las autoridades electorales, pero también a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, y a los empresarios, a no prestarse para este tipo de operaciones ilegales.



César Cravioto señaló que los empresarios inmiscuidos en esta operación son Gustavo Gutiérrez Galindo, Héctor Lagos Dondé, Carlos Alberto Reyes Pérez y Carlos de Cárdenas.

El legislador advirtió a los del Frente que esta ilegalidad no les va a funcionar, los capitalinos quieren un cambio y votarán a favor del proyecto de Morena.

Por su parte, el diputado José Alfonso Suárez del Real y Aguilera sostuvo que la primer denuncia que dio a conocer esta artimaña, fue una acusación ciudadana en la plataforma JuegaLimpio.mx y, luego de investigar a fondo, se corroboró que, en efecto, se había entregado un formato a los trabajadores del gobierno de la Ciudad, el cual contiene dos códigos QR, uno de los cuales se le entrega a la persona que se compromete a votar por el Frente, y luego, mediante ese código y el chip adicional que contiene la tarjeta, se entregan los pagos o regalos prometidos.



Lo curioso, señaló, es que además, el formato trae consigo el perímetro de distritación, es decir, el perímetro que corresponde a la sección electoral de la persona.

Suárez del Real explicó que la operación se trata de un convenio entre la Secretaría de Desarrollo Económico local, Master Card y Broxel, donde una empresa proporciona los recursos y otra el plástico.

El legislador de Morena dejó en claro que la tarjeta antes mencionada no sale del Metro, sino que fue una solicitud especial, porque a diferencia de las que vende el

Sistema de Transporte Colectivo, éstas vienen personalizadas para los trabajadores del gobierno.

Al hacer uso de la palabra, el senador Alejandro Encinas advirtió que esta operación comandada por el PRD y el PAN es ilegal y fraudulenta, pues no sólo se puede hablar de desviación de recursos públicos sino de triangulación de recursos para lavado de dinero.



Además, agregó, la tarjeta es sin duda un mecanismo de control de los trabajadores mediante sus datos personales como nombre, domicilio, sección electoral, entre otros, ya que se visita el domicilio del trabajador, se le levanta un formato de visita con sus datos y con los de las otras 10 posibles personas.

Encinas denunció, asimismo, que la tarjeta también da la posibilidad de realizar préstamos, los cuales tienen tasas de interés de hasta un 80 por ciento, sin tener la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Durante su participación, el diputado federal René Cervera afirmó que con este tipo de acciones se comprueba que el gobierno continúa utilizando la estrategia de emplear corporaciones con criterios electorales, estrategia que ya se creía erradicada en la Ciudad de México.



El diputado local Felipe Félix de la Cruz, por su parte, exigió al Instituto Electoral local, celeridad en la integración de las denuncias presentadas por Morena, pues si bien el IECM no es un órgano sancionador, sí le corresponde integrar las pruebas y ponerlas a disposición de la autoridad competente.

Al finalizar, el coordinador César Cravioto volvió a exigir al jefe de Gobierno, hacer pública la agenda de Miguel Ángel Vásquez para que la sociedad esté enterada de sus actividades y no vaya a estar, en horarios laborales, operando en favor del Frente PAN-PRD.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS 2018