Acusa Bejarano que en la Cuauhtémoc, la delincuencia pagó a 3 mil pesos cada voto para arrebatarle el triunfo a Padierna



Ciudad de México.-Un día después de que su esposa Dolores Padierna salió a aceptar entre descalificaciones e insultos su derrota en las urnas, el polémico dirigente del Movimiento Nacional por la Esperanza (MNE) René Bejarano Martínez acusó que en la elección a la alcaldía Cuauhtémoc las mafias de la demarcación operaron con mucha violencia, apoyadas por grupos delincuenciales que pagaron hasta 3 mil pesos por cada voto.



Bejarano Martínez aseguró que las mafias que apoyaron a la candidata del PRI, PRD y PAN a la alcaldía en Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, operaron con violencia antes y durante la jornada electoral del domingo pasado.



Dijo que esos grupos criminales tienen intereses políticos en la demarcación y están vinculados a la delincuencia organizada.



A través de un comunicado, compartió fotografías del sello que colocaron en la muñeca a los vecinos que votaron por Sandra Cuevas, para que pudieran recibir su pago. En las imágenes se puede observar a sujetos de sudadera roja que supuestamente organizaban a la gente para votar y cobrar el dinero, previa imagen de las boletas marcadas en el logo del PRI. Al menos eso habría ocurrido en la casilla 4701.



Bejarano Martínez afirmó que durante los últimos años se ha dejado crecer a bandas delincuenciales, mafias con intereses políticos que están ya muy arraigadas en diversas zonas de la Ciudad de México.



“Temieron perder sus privilegios e invirtieron una gran cantidad de recursos para imponer a la persona que escogieron y que piensan les puede resultar conveniente para sus intereses”, expuso.



Señaló que el mapa delincuencial que existe en la Alcaldía Cuauhtémoc es cada vez más complejo, y abarca delitos de delincuencia organizada, secuestro, trata de personas, narcotráfico, extorsión, tráfico de armas, asesinatos y ejecuciones.



“Es algo que se extendió en el corazón de la ciudad, estas mafias sintieron el peligro y se pusieron a operar con mucha violencia, con muchos recursos, antes y durante la jornada electoral de múltiples maneras”, acusó.



Tras indicar que las mafias se han venido enquistando en la Alcaldía Cuauhtémoc, dijo no desconocer que hubo votación legítima el pasado 6 de junio.



“Hay ciudadanos que votaron convencida o intuitivamente, pero en una elección en la que la diferencia es de alrededor de 10 puntos, y un punto porcentual son 2 mil votos, invirtieron hasta 3 mil pesos en comprar votos y lo hicieron por miles, esa operación sí adulteró el resultado de la elección", concluyó.



Ayer Dolores Padierna aceptó su derrota en las urnas, pero lo hizo en el mismo tono de denostación que su esposo René Bejarano.



Padierna lamentó que el triunfo electoral se lo hayan llevado la familia de la lideresa de ambulantes Alejandra Barrios, específicamente Silvia Sánchez Barrios, y el grupo político de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien está acusado de trata de personas y hoy se encuentra prófugo de la justicia.



Pero la candidata de Morena fue más allá, pues deploró que el triunfo haya favorecido a Sandra Cuevas, de quien dijo que es violenta, soez, de bajo perfil y sin estudios, además de que ni siquiera vive en la alcaldía Cuauhtémoc.



De acuerdo con integrantes del equipo de campaña de Padierna, un grupo de abogados ya trabaja para presentar las denuncias ante las autoridades correspondientes sobre las irregularidades y los delitos señalados, pues dijeron que el pasado domingo se le hizo llegar toda esta información a la autoridad electoral pero ésta no intervino.

Etiquetas: