Acepta Sheinbaum que entregó millonarios contratos a quienes la apoyaron en campaña, pero no es corrupción, dice



Ciudad de México.-Claudia Sheinbaum reconoció hoy que su administración sí ha entregado millonarios contratos –sin licitación de por medio- a personas quienes durante 2018 colaboraron en el equipo de la campaña electoral para la Jefatura de Gobierno, pero negó que eso sea corrupción.



“Nosotros no somos corruptos”, aseguró de forma contundente, y reveló que durante la administración anterior de Miguel Ángel Mancera se entregaba dinero en efectivo y por fuera del presupuesto a muchos medios de comunicación, desde portales hasta periódicos por igual, para que hablaran bien del gobierno o para detener “periodicazos”.



“Sabemos, porque algunos de ustedes nos han platicado, que antes se daba dinero en efectivo, de una secretaría, de otra secretaría, en fin. Así, en sobres, en maletas, ahora ya no. Eso se acabó. Hay una relación honesta, directa, transparente, con los medios y aunque pongan una nota siempre se va a explicar, porque nosotros no somos corruptos, esa es la diferencia. Si hay notas de estas se aclaran y si hay algo que no está bien entra la Contraloría”, dijo la mandataria en videoconferencia de prensa.



La semana anterior Capital CDMX dio a conocer que el gobierno de Claudia Sheinbaum otorgó tres contratos por más de 23 millones de pesos a la empresa Heurística Comunicación, para el desarrollo de contenidos creativos y difusión de campañas y programas del actual Gobierno de la Ciudad.



En 2018, esa firma que encabezan Iván Silva Yanome y su hermano David, colaboraron en la elaboración de elementos creativos y piezas de difusión para las campañas electorales de Andrés Manuel López Obrador y de Sheinbaum.



De esos tres contratos, el más reciente genera suspicacias. Por un monto de 9 millones 860 mil pesos, el contrato SAyF/CGCC/CPS 073 0 2020 se le asignó a Heurística Comunicación en febrero del 2020 a pesar de que no estuvo entre los proveedores incluidos en la invitación restringida que emitió el gobierno de la Ciudad.



Además, el 5 de abril de 2019, apenas cuatro meses después de haber tomado posesión del cargo, Sheinbaum le otorgó un contrato por un monto de 2 millones 295 mil pesos a su amiga y quien fuera integrante de su equipo de campaña durante los comicios de 2018, la actriz Gabriela de la Garza.



El contrato, número SAyF/CGCC/CPS-041-0-2019, se asignó por adjudicación directa a la empresa productora propiedad de Gabriela de la Garza, Casiopea Entretenimiento SA de CV, y tuvo como objetivo el servicio de diseño y generación de contenido audiovisual, gráficos y social media para la comunicación del gobierno de la Ciudad.



Durante la campaña electoral de Sheinbaum, Gabriela de la Garza fungió varias veces como maestra de ceremonia. Así, ocurrió, por ejemplo, en un evento el 1 de abril de 2018 en un hotel del Paseo de la Reforma, donde la entonces candidata presentó al equipo encargado de diseñar el proyecto de gobierno. Ese día Gabriela de la Garza fue designada como vínculo de la campaña de Sheinbaum con la comunidad artística y cultural.



NO ES ILEGAL



Este lunes, en videoconferencia de prensa se le cuestionó a la jefa de gobierno sobre esa información. Negó pagos de favores a quienes la ayudaron a llegar al cargo.



“No es nada ilegal y es transparente. Malo sería que se diera dinero para hablar bien del gobierno; antes se acostumbraba que soltaban un ´periodicazo´ en contra del gobierno y se ponía de acuerdo el gobierno con montos para que ya no volvieran a hablar mal del gobierno. Eso se acabó, ahora todo es transparente”, dijo Sheinbaum.



Aceptó que sí hay contratos a empresas que le ayudan con publicidad, particularmente ahora con la pandemia “nos han ayudado muchos creativos, algunos han recibido un contrato otros no, pero todo es transparente, esa es la gran diferencia con nuestro gobierno y con el gobierno anterior”, reiteró.



Reconoció que en el caso concreto de Gabriela de la Garza hizo un trabajo relacionado con la desaparición de las fotomultas y para la difusión del Decálogo del Buen Conductor, para lo cual se realizó un pago a actores y actrices.



Se le preguntó si los pagos que hace su administración para publicidad no son al final lo mismo, pues van orientados a que se hable bien de su gobierno.



“No. En este caso son contratos que se hicieron para realizar campañas a la ciudadanía. Eso no es hablar bien o mal del gobierno, son contratos abiertos, transparentes, para que se haga una campaña a la ciudadanía.



“Ahora hemos realizado muchas campañas relacionadas con el Covid, por ejemplo, otras para el tema de violencia de género y ahí se contrató a empresas de acuerdo con lo que establece la ley, pero lo que ya no hay es esto que se acostumbraba de que soltaban un ´periodicazo´, tú hablabas por teléfono al dueño del medio y decías: ´te voy a dar más publicidad´. No, aquí hay libertad de expresión, total libertad de expresión y transparencia, cosa que no había antes”, insistió.



La jefa de gobierno destacó que durante su administración ha reducido en 50 por ciento el gasto en publicidad y para medios de comunicación comparado con lo que erogó el gobierno anterior.



Pero de acuerdo con información proporcionada por su propia área de comunicación ciudadana, se observa que sus declaraciones son inexactas, pues en 2017 el gasto en publicidad oficial fue de 773.9 millones de pesos y en 2019 Sheinbaum erogó 609.7 millones, lo que representa una diferencia de 21.2 por ciento.



En 2018, la administración local hizo erogaciones por 689.9 millones de pesos, pero hasta septiembre pasado Sheinbaum gastó 427.5 millones, lo cual representa una diferencia de 44.8 por ciento y sin tomar en cuenta el gasto que falta por reportar del último trimestre del año.



Durante la videoconferencia también se le cuestionó a la mandataria por qué en lo que va del presente año su gobierno ha entregado 638 millones de pesos en contratos sin licitación pública, tan sólo para la partida de servicios creativos y producción de publicidad.



Ahí lo que hizo fue darle un espaldarazo a su jefe de prensa, Iván Escalante, a quien calificó de un gran servidor público. Dijo tenerle toda la confianza y aseguró que él informaría con detalle sobre los gastos realizados entre 2019 y 2020.