AMLO va por Cabeza(s)

Ciudad de México.- Inició la caza electoral. La Fiscalía General de la República solicitó a la Cámara de Diputados el desafuero del gobernador panista de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca. Lo acusa de lavado de dinero, defraudación fiscal y delincuencia organizada.

Antes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer una carta que dirigió a las y a los gobernadores, y a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México para “establecer en definitiva una auténtica democracia”.

La zanahoria y el garrote. Así gobierna y así intimida a quienes difieren con él. Primero solicita un acuerdo a favor de la democracia y luego envía a su fiscalía “autónoma” a atrapar a un gobernador.

TE PUEDE INTERESAR: Bastó un coscorrón para doblar a Colmenares 

 

Y no se trata de defender a Cabeza de Vaca, desde hace 12 meses hay señalamientos en su contra. Pero ¿por qué no sesolicitó el desafuero antes de que iniciara el proceso electoral? ¿Por qué a menos de cuatro meses de las elecciones?

Las acusaciones tienen tintes electorales. El Presidente está enojado y desesperado porque su gobierno no camina y las cuentas no le salen. Según información de Palacio Nacional, a Morena no le alcanzará para ganar la mayoría en la Cámara de Diputados.

En el PAN hay preocupación porque la embestida contra Cabeza de Vaca podría extenderse a otros prominentes miembros de su partido, pues López Obrador buscará manchar a quien sea con tal de ganar puntos para Morena.

Una vez más el Presidente señaló que lo suyo no es la venganza ni persigue a nadie, pero tampoco “somos tapadera de nadie”. Claro, a menos de que se apelliden Bartlett, Sandoval, Lomelí y varios otros cercanos al tabasqueño.

López Obrador quiere acabar con sus “adversarios” y no cesará hasta liquidarlos legal y electoralmente. No le gustan los contrapesos ni que critiquen a su gobierno.

Ya dobló a la SCJN, al TEPJF y a la ASF, quiere desaparecer al INAI y golpea al INE, al que quisiera convertirlo en un órgano controlado por él.

Llama a los gobernadores a no entrometerse en las elecciones, pero envía a su fiscal “carnal” a perseguir opositores.

¡Vaya manera de manipular la justicia y concebir la democracia!

 

Síguenos en Google News

¡Suscríbete!
Obtén los beneficios especiales que tenemos para ti.