AMLO pide a Fepade investigar uso de programas sociales del delegado federal en Guerrero



Ciudad de México.- El presidente, Andrés Manuel López Obrador –mejor conocido como AMLO-, señaló que las denuncias contra el delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval, por usar programas federales para promover su imagen se deben investigar pues eso ya no se permite en la actual administración.



El también hermano de la titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP) fue denunciado ante esta misma instancia por el diputado federal de Morena, Rubén Cayetano García, quien argumentó el presunto uso de programas sociales para promover su imagen en busca de posicionarse como candidato a las elecciones gubernamentales del estado por Regeneración Nacional.



Al ser cuestionado el Presidente por el posible conflicto de intereses que podría suscitarse al tratarse del hermano de la titular de la dependencia, Irma Eréndira Sandoval, AMLO recordó que existen otras instancias para denunciar este tipo de actos como la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Electorales (Fepade).



TE PUEDE INTERESAR: Siguen las revelaciones sobre propiedades de los Sandoval Ballesteros; aparece en declaración patrimonial de Pablo Amílcar una nueva propiedad... pero desaparece otra



Señaló que las quejas se pueden enviar a esta instancia de la Fiscalía General de la República (FGR), “que todas aquellas que se reciban en la Función Pública se turnen a la Fepade que es autónoma, que quien sienta que no está actuándose bien en la SFP, así lo haga”.



En el mismo sentido de la denuncia acotó que se debe considerar que ésta viene desde alguien del mismo partido cuando se acerca el proceso electoral, “no hay que dejar de considerar ese factor […] porque también al interior de cada partido hay diferencias y competencia; ahora van a haber muchas denuncias de ese tipo”.



Por tanto, el titular del Ejecutivo pidió no politizar esos temas, sin embargo, admitió que es parte de la política y la democracia hacer acusaciones y que se calienten los ánimos en todos lados.



Advirtió que no se tolerará la corrupción ni la impunidad, “no toleramos el fraude electoral que nosotros padecimos cuando me robaron la Presidencia de la República en 2006”.



Al posicionarse al respecto de los supuestos actos por los que es señalado el delegado federal Sandoval Ballesteros, López Obrador dijo que “no debe hacerse eso, tampoco significa que lo haga, eso tiene que ser la autoridad la que verifique, y si es cierto que se sancione, eso no se debe hacer”.



Agregó que él no se involucraría ni permitiría que “nadie, sea del partido que sea, utilice programas sociales, lo que se hacía antes, eso ya no”. Además, señaló que quien realiza esas acciones pierde popularidad entre la gente en lugar de ganarla “porque la gente está harta de esos abusos, de esa prepotencia porque eso se padeció durante mucho tiempo”.