A la cárcel dos empleados del Metro. Se les culpa del choque de trenes en Tacubaya



Ciudad de México.-La Fiscalía General de Justicia dio a conocer el cumplimiento de dos órdenes de aprehensión en contra de trabajadores del Metro, por su probable responsabilidad en los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad, todos culposos, tras el choque de dos trenes del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro en la estación Tacubaya, ocurridos el pasado mes de marzo.



Elementos de la Policía de Investigación (PDI) aseguraron en Tlalnepantla a Alan Omar Perrusquia García, de 29 años, conductor del tren 33.



Mientras que María Maricela Sánchez Lara, de 52 años, reguladora de la línea 1, fue aprehendida en la alcaldía Venustiano Carranza.



Ambos fueron trasladados al Reclusorio Preventivo Varonil Norte y al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, respectivamente, donde se encuentran a disposición del juez de control que los requiere, quien determinará su situación jurídica.



A finales de marzo, la Fiscalía General de Justicia dio a conocer que los dictámenes periciales realizados con motivo del choque de dos trenes del Sistema de Transporte Colectivo Metro, ocurrido a las 23:38 horas del pasado 10 de marzo en la estación Tacubaya, determinaron que el accidente fue el resultado de omisiones de operación, en que posiblemente incurrieron el conductor y la reguladora en los procedimientos de seguridad correspondientes.



De acuerdo con los peritajes, el hecho pudo evitarse si el conductor del tren 33 y la reguladora hubieran actuado conforme a los manuales técnicos operativos del STC, donde se establecía que el conductor estaba obligado a aplicar el frenado del convoy, mediante la maniobra de estacionamiento de emergencia en rampa.



Asimismo, el peritaje señaló que la reguladora de la línea no instruyó al conductor a realizar esas medidas, que implicaban mantener el convoy detenido de forma segura, sino por el contrario, le instruyó a que avanzara.



El Ministerio Público solicitó las órdenes de aprehensión luego de que ambos servidores públicos no se presentaron a comparecer tras ser notificados en diversas ocasiones.



Sobre esta detención, el Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo que encabeza Fernando Espino emitió un comunicado de prensa, a través del cual exigió la inmediata libertad de ambos trabajadores bajo el argumento de que ellos no tuvieron responsabilidad en el percance.



El Sindicato argumentó que el tren 33 no tuvo un mantenimiento adecuado, presentó fallas en el sistema de frenado y aún así salió a operación, lo cual no se tomó en cuenta en los peritajes realizados por las autoridades.