"Fuera Peña", al ritmo de Pink Floyd



Ciudad de México.- Más de 200 mil personas cantaron, brincaron, también criticaron y exigieron la salida del presidente Enrique Peña Nieto.



Unidos en el corazón de México le mentaron la madre al candidato a la presidencia estadounidense Donald Trump, en una noche de rock progresivo en el concierto gratuito que dio Roger Waters.



La música empezó, los sonidos característicos del género progresivo retumbaron en el Zócalo en punto de las 20:00 horas y haciendo gala de la puntualidad británica la lluvia cayó, pero eso no sería suficiente para corear la música de Waters y los clásicos de la legendaria banda de rock Pink Floyd.



El momento emotivo de la noche fue cuando se escucharon las primeras notas de "Wish you were here" (desearía que estuvieras aquí) sonaron y con tal sentimiento Waters interpretó una de las canciones más queridas de Pink Floyd, después narró una anécdota sobre un amigo muy especial, a quien llamó "hermano" y agregó que él era hermano de todos los mexicanos, no dijo a quién se refería, pero bien pudo tratarse de Syd Barret, primer vocalista de Pink Floyd, juntos fundaron la banda.



El concierto siguió, las 600 bocinas alrededor de la placa del Zócalo fueron opacadas por las voces de los miles de seguidores de Waters.



Hacia el final del concierto, el cantante británico sacó una hoja de papel del bolsillo del pantalón y expresó de manera critica sobre las políticas del gobierno mexicano. "Señor presidente, sus reformas de cambio no son más que una forma de represión" al unísono las miles de voces gritaron "fuera Peña, fuera Peña" y entonces, dos cerdos de plástico volaron por las chimeneas que salieron en las orillas del escenario.



Con un concierto espectacular y gratuito para todos los capitalinos, la noche fue un éxito, que no sólo abarrotó la plancha del Zócalo, también, las calles aledañas.