¿No puedes dormir? Conoce estos consejos para combatir el insomnio



Ciudad de México.- El cambio de rutina, el estrés de la situación sanitaria y económica, así como la incertidumbre sobre el futuro son factores que pueden afectar los patrones de sueño y provocar insomnio.



La falta de ejercicio, de las actividades a las que el cuerpo está acostumbrado, el estrés y la ansiedad podrían tener un impacto negativo en los hábitos de sueño, y si sientes que esto te pasa no eres la única ni el único.



Revisa estos consejos para lograr adoptar o recuperar una rutina de sueño sana:



  1. Evitar actividades que exijan un alto rendimiento físico antes de dormir: Si bien es bueno para la salud realizar ejercicio, lo más indicado es no hacer actividades físicas después de las 20:00 horas, lo que incluye actividades de limpieza o “cambalache” en el hogar puesto que se generan endorfinas en el cuerpo y esto evita que se pueda conciliar el sueño. Lo indicado es hacer ejercicio o cualquiera de estas actividades durante el día, lo cual ayudará a dormir mejor.



  2. Deja el celular, la televisión y la tablet fuera del dormitorio: Es muy común ver la televisión o distraerse en el celular o la tablet hasta que los ojos duelan y se caiga rendido, sin embargo, este hábito, aunque parece útil, es perjudicial, puesto que el cerebro se mantiene estimulado por mucho tiempo y, aunque uno se logre quedar dormido, en el caso de volver a despertarse por alguna razón, será complicado volver a conciliar el sueño. Lo ideal es dejar de lado todos estos estímulos al menos una hora antes de dormir.



  3. Toma agua: Tomar un vaso de agua (250 mililitros) antes de dormir ayuda a que el cuerpo se mantenga hidratado durante la noche y el sueño sea más profundo y reparador, además de que, si te cuesta levantarte al otro día, las ganas de ir al baño por la mañan podrían serte útiles.



  4. No estés en la cama durante el día: Los seres humanos somos “animales de costumbre”, por lo que, aunque ahora el home office sea la regla general, evita trabajar o hacer otra actividad en la cama que no esté relacionada con descanso, y así te será más sencillo conciliar el sueño.



  5. Crea tu rutina: Como ya se dijo los seres humanos somos muy de costumbres, por lo que si deseas tener un patrón de sueño saludable es indispensable que lleves a cabo una rutina y la sigas todos los días, tu rutina puede ser según tus necesidades, pero lo importante es que: vayas a la cama todos los días a la misma hora, dejes cualquier estímulo por al menos una hora antes de dormir, no solo dispositivos electrónicos, sino cualquier otra actividad como leer. Así, por ejemplo, tu rutina puede consistir en dejar los estímulos a las 21:00 horas, a las 21:15 lavarte los dientes, a las 21:25 tomar un vaso de agua y estar en la cama a las 21:30, de esta forma tendrás al menos media hora para que tu cuerpo se quede dormido.