"El PRD está vivo"

Ciudad de México.- Sin líderes morales ni fundadores dentro de sus filas, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), advirtió que refrendarán la mayoría de posiciones en delegaciones y diputados locales el próximo 7 de junio.

En la plancha del zócalo capitalino, el sol azteca mostró el músculo, con 130 mil personas de las distintas demarcaciones del DF, quienes acompañaron a los aspirantes a jefes delegacionales, asambleístas y diputados federales en el cierre de campaña en la capital de México.
La mayoría era de la corriente Nueva Izquierda (NI) de Jesús Zambrano y Jesús Ortega, así como los aliados con Vanguardia Progresista de Héctor Serrano, secretario de Gobierno del DF, y ligados al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. El gran ausente fue el dirigente de Izquierda Democrática Nacional (IDN), René Bejarano. En el templete sólo se vio cabizbajos a algunos de sus fieles como el secretario estatal del partido Enrique Vargas.

Para el cierre, los perredistas erogaron casi un millón de pesos para instalar un escenario con pantallas en el zócalo capitalino.

Cada liderazgo del PRD tuvo la encomienda de movilizar a sus huestes. Los de mayor peso como el ex bejaranista Leonel Luna, metieron a la plaza a 20 mil perredistas.

31052015 CNR Cierra Campaña Zocalo 12"Este partido y esta ciudad saldremos adelante el próximo 7 de junio", arengó  el dirigente nacional, Carlos Navarrete, en una plaza que lucía llena, pero con poca efervescencia de los militantes.

El representante de Los Chuchos aseguró que si el PRD logra el voto mayoritario será por la tradición perredista y su vinculación con el pueblo capitalino, así como la forma de gobernar tanto las delegaciones como la jefatura de Gobierno.

Ante sus seguidores, Navarrete no evitó criticar al ex perredista Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, quien ha sembrado la idea de un fraude orquestado por los gobiernos perredistas. Así marcó la tónica de lo que se vivirá el próximo domingo: un duelo del PRD contra el tabasqueño.
Dione Anguiano, aspirante a gobernar Iztapalapa, principal bastión del PRD en el DF, mostró el músculo acompañada de un numeroso contingente que sacudía banderas con su nombre.  La perredista que disputa el territorio a la obradorista Clara Brugada fue una de las diez oradoras.

Su intervención fue opacada por el repique de las campanas de la Catedral, por lo que Anguiano pidió a los militantes ondear sus banderas en son de triunfo.
"El PRD está vivo y tiene vida para rato", aseguró Dione Anguiano y ordenó a los perredistas salir a votar, tres boletas, un solo partido, para no ser derrotados por los ex perredistas de Morena.

IMG-20150531-WA0004El heredero de Venustiano Carranza, Israel Moreno le mandó un mensaje al ex líder moral del PRD Andrés Manuel López Obrador:  "La gente es perredista al 100 por ciento, López Obrador me da risa, criticaba al PRI porque decidían a sus candidatos con dedazo y él hizo lo mismo".

El hermano de Julio César Moreno, presidente presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, presumió que Obrador ya no es el único en llenar el Zócalo y afirmó que le darán una "tunda" a los ingratos que se fueron del PRD.
El dirigente del PRD en el DF, Raúl Flores, quien se anotó en el primer lugar de la lista pluri a la Asamblea Legislativa, se vanaglorió de que su partido por fin avance "sin caudillos ni amos de la verdad".

Reconoció que el proceso de selección de candidatos de su partido fue traumático, pero al final se logró la unidad.

Frente a los militantes del PRD, Flores se mostró enérgico para culpar a los que se fueron del partido de intentar "aniquilar" a la izquierda.

En muestra de su unidad, los perredistas le cedieron el micrófono en la principal plaza pública del país a la comisionada política del Partido del Trabajo en el DF, Magdalena Núñez, quien llegó luego de que Adolfo Orive acusó que el jefe de Gobierno había corrido al PRD a la derecha. "La coalición PRD-PT saldrá  triunfadora el 7 de junio", dijo ante la masa perredista que lucía cansada, pues fueron acarreados al zócalo desde las nueve de la mañana.

Para la movilización de los 130 mil asistentes, hubo camiones y taxis que trasladaron a los simpatizantes, por ejemplo, desde Calzada de Tlalpan.

Los ausentes


Aunque el PRD presumió ir en unidad desde el comienzo de las campañas, los líderes de Izquierda Democrática Nacional (IDN) René Bejarano y Dolores Padierna no acudieron al acto.

Dinorah Pizano, una de las pocas candidaturas que le otorgaron a la IDN, junto con Cecilia Olivos, aspirantes a la delegación Benito Juárez, tampoco estuvieron en el cierre de campaña.
El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, también pintó su raya con el PRD a su regreso de Cuba. Navarrete aplaudió la ausencia del Ejecutivo local porque durante el proceso electoral "ha estado bajo fuego".

Uno de los candidatos que tampoco apareció en el templete fue Víctor Hugo Lobo y su Fuerza Democrática, quienes llegaron marchando desde Gustavo A. Madero, pero decidieron quedarse abajo del escenario.

Ahí estuvieron Nora Arias, Fernando Cuéllar, Alberto Martínez Urincho y -uno más cercano al jefe de Gobierno, pero candidato en Gustavo A. Madero- Ricardo Ríos Garza.
A diferencia de hace tres años, el PRD llega a la elección del 7 de junio sin líderes con peso político. En el camino dejó a su  líder moral Cuauhtémoc Cárdenas y a sus ex jefes de Gobierno del DF Marcelo Ebrard, Alejandro Encinas y Andrés Manuel López Obrador.