¿Corrupción o negligencia?



Ciudad de México.- En la Ciudad de México (CDMX) se vivió una tragedia que cimbró a México en todos los sentidos, la imagen del colapso de la Línea 12 del Metro de la CDMX le dio vuelta al mundo al ser aparatosa y conmovedora.



Morena, partido en el gobierno, y sus gobernantes, quisieron darle al hecho una connotación de atentado terrorista y decretaron un luto nacional por tres días en el que se pidió no hablar del tema por respeto a los 26 muertos y más de 80 lesionados.



Sin embargo, una vez digerida la tragedia se abre el tema de fondo y la duda razonable que apunta a una sencilla pregunta ¿Corrupción o negligencia? La respuesta está en manos de Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno de la CDMX. Por lo que ha anunciado pretende ir a una investigación profunda desde la construcción de la Línea hasta su último día de operación y ahí ya está documentada la corrupción que se reveló en 2015 al concluir las investigaciones políticas y judiciales donde se determinó un responsable: Enrique Horcasitas, prófugo de la justicia. Y también se afirmó que la Línea 12 no tenía fallas estructurales, pero requeriría un mantenimiento “constante”.



Ahí es donde cobra sentido la negligencia sobre todo al tener una directora ineficiente como Florencia Serranía, quien se ha caracterizado por dejar correr todo tipo de accidentes y no tener un titular de Mantenimiento en el Metro. A ello se suma la austeridad de Sheinbaum que ha generado recortes presupuestales y subejercicios al principal transporte público de la CDMX. La corrupción apunta al creador de la “línea dorada”, Marcelo Ebrard; la negligencia a Sheinbaum.



En medio de ambos está la ambición presidencial en 2024 para suceder a Andrés Manuel López Obrador. ¿Hacia dónde se inclinará la balanza?



LEER EL SEMANARIO AQUÍ:



¿Corrupción o negligencia?

Etiquetas: CDMX Capital CDMX Tláhuac Marcelo Ebrard Olivos Línea 12 Claudia Sheinbaum Metro CDMX Enrique Horcasitas Morena Andrés Manuel López Obrador