| 

Social

Celebran víctimas de sacerdote chileno renuncia de tres obispos

Ciudad de México.- Las víctimas del sacerdote chileno Fernando Karadima celebraron hoy la aceptación de la renuncia de tres obispos de este país sudamericano por parte del Papa Francisco.

El Vaticano informó este lunes que el Papa aceptó las renuncias de los obispos de Osorno, Juan Barros; de Puerto Montt, Cristián Caro, y de Valparaíso, Gonzalo Duarte, los cuales habían dimitido el 11 de mayo pasado junto al resto del episcopado chileno tras reunirse con Francisco.

Una de las víctimas de Karadima, Juan Carlos Cruz, señaló en la red social Twitter “empieza un nuevo día en la iglesia Católica de Chile! Se van tres obispos corruptos y seguirán más. Emocionante por tantos que han luchado para ver este día”.

Añadió que “la banda de obispos delincuentes @episcopado_cl (cuenta en Twitter del episcopado chileno) se empieza a desintegrar hoy!” y agregó “mi cariño y oración hoy especialmente con Osorno. Ejemplo de perseverancia y fidelidad. Empieza un nuevo día!”.

Otra de las víctimas de Karadima, José Andrés Murillo, dijo que “esto hay que llamarlo por su nombre: el Papa despidió a tres Obispos. Es bueno hablar de manera directa y sin eufemismos. Al menos dos de ellos sabemos que han estado implicados en abuso directamente o en encubrimiento”.

Señaló que la salida del episcopado de tres sacerdotes es “una señal importante. Y lo será más aún cuando se hable de abusadores y cómplices activos y pasivos. El Papa mismo ya comenzó, al hablar de una cultura de abuso y encubrimiento en la conferencia episcopal patológica, narcisista”.

“Esperamos que este mecanismo pueda ir repitiéndose en distintos lugares del mundo hasta transformarse en una manera de actuar. La estructura de la Iglesia debe cambiar, desde una que favorece el abuso y el encubrimiento a una que lo previene, lo detecta e interviene de manera efectiva y eficaz”, acotó.

Barros, por su parte, señaló en una carta pública que “expreso mi gratitud al Papa Francisco por su viva y paternal preocupación para el bien de todos. Con espíritu de fe veo en sus decisiones los caminos de Dios, su Divina Providencia nos va conduciendo para nuestro mayor bien”.

“A la Diócesis de Osorno le deseo lo mejor en su peregrinación hacia la plenitud cristiana. He rezado mucho por esto y traté de colaborar en ello estos años que fui destinado a este servicio pastoral”, puntualizó.

Indicó que “les pido con humildad que me disculpen por mis limitaciones y lo que no pude lograr; el Padre misericordioso del cielo nos ayude a todos para mejorar, para amar en todo”.

“Nuestras vidas están en las manos de Dios que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos tocó vivir”, dijo el ex obispo de Osorno.

Este martes llegarán a Chile los religiosos Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, enviados del Papa Francisco que visitarán esta capital y Osorno para reunirse con obispos y laicos.

Scicluna, arzobispo de Malta, y Bertomeu, sacerdote que es oficial de la Congregación Para la Doctrina de la Fe, tienen como principal misión visitar Osorno, distante 930 kilómetros al sur de Santiago, diócesis que estaba a cargo de Barros.

En su primera visita al país, en febrero pasado, Scicluna y Bertomeu recibieron el testimonio de varios de los afectados por abusos sexuales y psicológicos cometidos por Karadima, quienes sindicaron a Barros, junto a otros obispos, como encubridores de los delitos.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Social