Afectados emocionalmente los sacerdotes por pandemia



Ciudad de México.- En el confinamiento por la pandemia de Covid-19, los sacerdotes mexicanos fueron afectados emocionalmente, para tratar esos sentimientos recibieron poca o nula ayuda de sus obispos.



El Centro Católico Multimedial (CCM) presentó una encuesta reveladora “Iglesia y Covid-19 en México sacerdotes y tiempo de confinamiento” la cual detalla los sentimientos y cómo vivieron los sacerdotes los meses del 16 de marzo al 20 de julio de este año, tiempo en que suspendieron sus actividades mientras algunos asistían a sus fieles a través de redes sociales.



La encuesta demostró el poco interés de los obispos por atender a sus sacerdotes, tan sólo participaron cinco de los 95 activos que integran la lista de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM): arzobispo Carlos Garfías de Morelia, Ramón Castro de Cuernavaca, Eugenio Lira Rugarcía de Matamoros, Salvador Rangel de Chilpancingo-Chilapa y la oficina de prensa de la diócesis de Saltillo, en su momento aún era titular monseñor Raúl Vera, casualmente son los que tienen una presencia socialmente activa en sus diócesis y en los medios de comunicación.



Los sentimientos más negativos que mostraron los sacerdotes diocesanos fueron: angustia, pesadumbre, preocupación, soledad, asilamiento, abandono, dolor e impotencia que se manifestaron en los mayores de 40 años de edad, para el CCM en este rango de edad “requieren mayor acompañamiento emocional a fin de evitar alguna clase de daño”.



La edad de los participantes está en el rango entre 27 y 80 años, siendo 50 años la edad promedio.



El 75% de los encuestados dijo tener como actividad pastoral la atención a una parroquia; el 30% atiende una parroquia, mientras que el otro 30% indicó tener sobrecarga al atender más de tres parroquias.



La situación económica es factor determinante para el estado de ánimo por eso se les preguntó ¿cuál fue su fuente de ingreso? Los sacerdotes con licenciatura tuvieron como fuente de sustento sus ahorros personales; los de mayor experiencia se apoyaron en la economía diocesana o de la congregación. Los que cuentan con maestría y licenciatura recibieron ayuda de su familia, en particular los sacerdotes con menos años de experiencia.



Con el cierre de los templos recurrieron al uso de las tecnologías y los de más de 50 años encontraron bastante fácil el manejo de la tecnología porque tenían conocimientos previos. El 80% de los encuestados reconoció recibir ayuda de los laicos.



El uso del correo electrónico fue exclusivo de sacerdotes mayores de 50 años; el Facebook y el Zoom fueron usados por sacerdotes de todas las edades y escolaridades, pero Youtube fue usado por personas mayores de 40 años de todas las escolaridades. El Whatsapp fue más utilizado por sacerdotes con bachillerato y licenciatura.



Después del COVID-19 consideran falta un nuevo modelo pastoral adaptado a las circunstancias o secuelas de esta enfermedad.



Los sacerdotes también están en el frente de batalla en están pandemia para atender espiritualmente a millones de mexicanos y hasta el 20 de noviembre habían fallecido un obispo, 109 sacerdotes, ocho diáconos y cinco religiosas.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.