Línea 12: el colapso por negligencia

La Línea 12 y el colapso. La Línea 12 marcó al gobierno de Claudia Sheinbaum y su sello es la negligencia.

Si se revisa la actuación de Sheinbaum se observa un descuido en la gobernanza.

Los casos más emblemáticos están en el Metro, como lo fue el incendio de la sede central y el colapso de la Línea 12.

Son hechos trágicos sin precedentes y sólo se explican por la negligencia al gobernar.

Como prueba en otros rubros se encuentra el escándalo por usar la Ivermectina en pacientes de Covid-19 sin su conocimiento.

Sin embargo, Sheinbaum se escuda en el argumento del complot, aunque en el fondo sabe que no escapa de responsabilidad.

Por ello, le pesa tanto tener que enfrentar el tema y rehuye a hablar de la Línea 12 y tiene embarcados a los más obsequiosos de su gabinete como Martí Batres y Andrés Lajous.

Pero es un laberinto sin salida porque Sheinbaum no puede modificar ni la percepción entre los ciudadanos de su responsabilidad y menos manipular la realidad.

Línea 12, el colapso por negligencia 

Haciendo un simple repaso está a la vista que la Jefa de Gobierno tiene el rechazo de la mayoría de los familiares de las víctimas.

Y está confrontada con las administraciones anteriores de la CDMX, las empresas constructoras de Carlos Slim, y ahora con la empresa noruega DNV, la encargada de esclarecer los hechos y contratada por ella misma. 

En tanto, la ex directora del Metro Florencia Serranía goza de total impunidad.

Y lo más grave, los habitantes de Tláhuac siguen molestos por el daño que se les ha causado a su calidad de vida, sobre todo porque la tragedia se pudo evitar.

Aquí en el semanario les compartimos a detalle los nuevos informes sobre la Línea 12. 👉🏼 Semanario 90

Salir de la versión móvil