La unidad del PAN y Morena

El Frente Cívico

La unidad. En la Ciudad de México (CDMX) empezó el primer round por dominarla en 2024.

Ello implica un reajuste en los actores de poder que desde 2018 se han transformado.

Unos dieron un paso a Morena y los otros se colocaron en la alianza opositora.

A cuatro años del triunfo de la 4T, el mapa se movió electoralmente y generó un pequeño equilibrio ante la hegemonía del obradorismo.

Por eso hoy hay incertidumbre y las fuerzas vivas en el poder y la oposición deben reajustarse.

En 2021, la alianza del PAN, PRD y PRI funcionó porque fue bien articulada mientras Morena disfrutaba la plenitud del poder.

La unidad 

Sin embargo el PAN, que domina Jorge Romero, se confió y fueron tomados por sorpresa por la 4T que los busca neutralizar con el uso del aparato judicial.

El golpe al panismo fue certero porque se refiere al desarrollo inmobiliario, donde se ha anidado la corrupción de la izquierda.

Aunque para desgracia de la ciudadanía y de la misma 4T es un tema que quedará en el aire y sólo servirá de propaganda porque en ese negocio participan todos. A la 4T judicialmente ya no le servirá ni de propaganda.

Por desgracia la corrupción inmobiliaria seguirá vigente en 2024 y prueba de ello es que el gobierno de Claudia Sheinbaum no ha podido lograr un plan de desarrollo urbano.

La consulta sobre el plan y el programa están detenidos porque no se quieren abrir a la ciudadanía.

Ante ese escenario, al PAN lo que requiere es unidad y recuperar el trabajo en el Congreso y en territorio porque la CDMX no la tienen regalada por mayor molestia que exista con Morena y Sheinbaum.

La falsa unidad 

Y es la misma unidad, el factor que hará que Morena salga adelante o se venga abajo.

Esa unión de grupos es lo que más trabajo les cuesta y por ello tuvieron que posponer la instalación de su consejo estatal para definir a sus dirigentes.

Para la defunción de la nueva dirigencia no hay dudas en que será quiénes disponga Sheinbaum como Sebastián Ramírez.

Pero lo que les falta es unidad. En Morena los grupos que están en el poder no logran consenso y ya hay actores como Bertha Luján metidos en el pleito para hacer a un lado a Lourdes Paz.

Morena, conducido por Martí Batres, lleva al choque de grupos y la unidad pedida por la Jefa de Gobierno sale sobrando. Ahora el pleito es por quién de los líderes cobra mayor jerarquía y representado en la secretaria general.

El resultado es que prevalecerá el caos y eso lleva a que se debiliten y la alianza en su reajuste pueda tomar oxígeno para el próximo round.

Hoy por lo menos hay pleito interno en ambos bandos y están entrando interlocutores al cambio de estrategia que definirá las bases para la disputa real de la CDMX.

NOCAUT.

El Congreso de la CDMX demostró hoy que sí pueden dejar de ser una Oficilía de Partes al citar a comparecer a la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas, quien en sus desplantes ordena golpear hasta diputados.

El PAN había caído en la dinámica pueril de sólo confrontarse con Morena por banalidades, pero ya entendieron que deben hacer funcionar al Poder Legislativo.

Y el primer paso es respetarse, esperemos que pronto respeten a quienes los pusieron en el cargo.

¡Abrazos, no periodicazos!

Salir de la versión móvil