La Línea 12 y su uso político

El Frente Cívico

La Línea 12 del Metro es la obra de infraestructura en materia de transporte público más importante de la Ciudad de México (CDMX), que se haya realizado en este siglo.

El proyecto de Marcelo Ebrard que inició en 2008 fue muy ambicioso para resolver una de las mayores necesidades de los habitantes del oriente de la CDMX.

Los habitantes de Tláhuac siempre han sido marginados y relegados de la capital del país.

Su mayor vía de acceso al centro de la CDMX es la avenida Tláhuac, por donde corre el trazo de la Línea Dorada.

Por eso al planearse la obra el primer conflicto fue con los habitantes porque se interpuso de por medio la política.

Eso hizo cambiar el trayecto y construir el tramo elevado.

La Línea 12 y su uso político  

La Línea funcionó y benefició diariamente a más de 500 mil personas de Tláhuac.

En 2014, el gobierno de Miguel Ángel Mancera advirtió riesgos y la cerró.

Una vez más, la política quedó de por medio y se abrió la duda de si tenía fallas la obra que fue hecha por los mejores ingenieros de México.

Ebrard tuvo que salir del país en una época donde México entraba en convulsión.

Las investigaciones del gobierno de Mancera y de la Asamblea Legislativa y la Cámara de Diputados determinaron que había errores, pero no una falla estructural y se reabrió el servicio.

Los habitantes de Tláhuac volvieron a gozar de un transporte cómodo que los comunicaba con sus empleos en 45 minutos.

Y llegó la tragedia del 3 de mayo de 2021 con su colapso que cobró la vida de 26 personas.

La Línea se cerró y los habitantes del oriente de la CDMX volvieron a la marginación.

Ha pasado más de un año en el que su trayecto para ir al trabajo y regresar a casa es de más de 3 horas de ida y las mismas de vuelta. Una pesadilla que no se le desea a nadie.

Hoy, la política se ha vuelto a meter y el Poder Judicial determinó que sólo mandos medios son responsables, pero estarán en libertad.

Sesgo político 

Hay un sesgo político que busca afectar a Ebrard y del cual Claudia Sheinbaum, la jefa de Gobierno de la CDMX, quiere salir ilesa y beneficiarse.

Con ese fallo, más allá del desenlace que venga en la Línea 12, se cierra un capítulo más en el que la Línea 12 es usada de forma política y personajes responsables como Florencia Serranía ex directora del Metro goza de impunidad.

Ni siquiera será citada a declarar para que se conozca la verdad.

La tragedia será ahora un instrumento más para fines políticos.

No habrá justicia para las víctimas ni reparación del daño a los habitantes de Tláhuac y menos la garantía de la no repetición de los hechos.

NOCAUT.

En la CDMX se calienta la sucesión de 2024.

La alianza PAN, PRD, PRI que tiene la probabilidad de ganar ya avanza en la oferta de aspirantes.

El PRI tiene a Adrián Rubalcava.

En el PRD, sin apoyo del partido, alzaron al mano a Víctor Hugo Lobo y Alfa González.

En el PAN se enfilan Santiago Taboada, Jorge Romero, Lía Limón y Xóchitl Gálvez.

Hay tiempo para definiciones, pero en política no hay garantía de nada y el ganador será quien logre la unidad del bloque.

¡Abrazos, no periodicazos!

Salir de la versión móvil