La comida, la primer fuente que nos proporciona felicidad: Chef Claudia de Murga

Celebró en su restaurante "Atípico" Bosques, el "Día Mundial de la Felicidad"

Foto del avatar
Graciela Rodriguez Fierro Editora Estilo de Vida

El pasado 20 de marzo se celebró El Día Mundial de la Felicidad y la chef Claudia de Murga responsable de la cadena de restaurantes Atípico ofreció un menú que nos confirmó que comer nos hace ¡felices!

¿Cuántas veces hemos pasado por momentos de enojo o de un día difícil lleno de estrés, que después de comer, se nos pasa la molestia y hasta sentimos alegría?  Nos cambia el humor, es más, vemos las situaciones con filosofía y se nos ilumina la mente para encontrar una solución.

¡Si, definitivamente comer nos proporciona felicidad!, pero no todo lo que comemos ofrece bienestar al cuerpo como lo es la comida chatarra, sino también una preparación bien balanceada y con un rico sabor nos puede llevar al ¡Nirvana!

Y así lo demostró la chef Claudia de Murga, quien preparó un menú para los medios en  el restaurante Atípíco, Bosques para celebrar está fecha que se convirtió en todo un festín.

Egresada del Cordon Bleu de París, Francia y amante de la buena mesa, la Chef antes de servir los platos, explicó por qué comer nos produce felicidad.

Emociones poco positivas invitan a la comida chatarra

«Una mala gestión de las emociones deriva muchas veces en una atracción a la pizza o al hot dogs. Comemos comida chatarra porque nos proporciona un placer inmediato,  pero hay otros alimentos saludables que también ejercen ese efecto”.

“Son los que favorecen a la ”seratonina”, la hormona que se relaciona con la felicidad y una actitud positiva, misma que nos ayuda a mejorar la calidad de vida y proporciona tranquilidad”, explicó.

“Esta hormona se sintetiza a través de un aminoácido, el triptуfano, presente en muchos alimentos. Lo más lógico será pensar: ‘Si como mucha comida rica en triptуfanos seré más feliz’. Por desgracia, la respuesta es no. Para que nuestro cerebro absorba este aminoácido y se transforme en serotonina debemos tomarlo junto con carbohidratos», dijo la Chef.

El pan, un alimento poco valorado

Y aquí es donde entra en juego un alimento muy presente en nuestra gastronomía y muy poco valorado: el pan.

En este sentido, Claudia aseveró que en su medida justa y consumiéndolo de calidad, sin asociarlo a las grasas (ahora en cientos de presentaciones con masa madre), es muy sano debido a que aporta el 40% de los hidratos necesarios para mantener una dieta saludable.

Y  para complementar esta felicidad,  hay que recurrir a las vitaminas y a los ácidos grasos omega 3. Consumir avena, cítricos, verduras de hoja verde, frutos secos, kafir, yogurt, legumbres, frutas, verduras moradas, plátano, maca, manzanilla, pescado azul, chocolate negro o cacao puro, aves y carnes rojas (veganos deben tomar suplemento, recomienda la Chef) y café (en pequeñas dosis) es de lo mejor para ayudarnos a producir este efecto.

Hay que cuidar el «microbioma»

Además añadió que otro elemento indispensable para cerrar el círculo de la felicidad degustativa, es cuidar el “microbioma”, este nos recuerda que buena parte de lo que somos, se lo debemos a las bacterias. En el tracto gastrointestinal las hay buenas y malas, y de la proporción entre unas y otras depende, por ejemplo, que seamos capaces de enfrentarnos con más o menos éxito al estrés y la tristeza.

Quienes tienen un nivel bajo de bacterias intestinales saludables son más propensos a sufrir ansiedad y distintos trastornos digestivoso o depresivos, de acuerdo con un estudio publicado en la Revista Nature Microbiology, que vincula directamente la salud mental con el “microbioma”.

Definitivamente “Dime qué comes y te diré cómo te sientes”, afirma la experta gastronómica.

Un menú de agasajo

Dicho esto, Claudia preparó en  Atípico pllatillos que fueron deliciosos y balanceados con una propuesta internacional con toques mexicanos como es su cocina, y que produjeron en los invitados ese efecto de satisfacción por su abundancia y sabor.

De entrada se degustaron para compartir unos Huntun duck, Tunus tostada, Kurimi tacos y  Sesame tuna tacos.

Además las pastas de Pinea Linguini, Asturias Fettuccine y Vegan pesto lasagna.

Como plato fuerte un pesacado Blanc en blanc, Cherry jus mignon, una Tlayuda Josefa y una de sus especialidades, Dr. Burguer preprado con sirlon, fondue de quesos y arugula.

Y para cerrar con broche de oro, los ¡POSTRES!: Pavlova, Cheese cake de guayaba y Mousse de chocolate.

Además se sirvieron tragos de su barra Long story short que tiene una carta de cócteles bastante interesantes como “Ramona Limona”, “Mentiña”, “Chufa enchufa”, “Passion mint” y en especial el “Sof Rose”, que destila puro amor y el “Cool Moment”.

¡Que les digo, todo estuvo para chuparse los dedos! y  ovbiamente todos salimos con una gran sonrisa en los labios.

Atípico cuenta con sucursales en Polanco (Oscar Wilde 9, 5559203312), Santa Fe Parque La Mexicana (5552060104) y ahora en Arcos Bosques (Paseo de los Tamarindos 90, PB, 5591558570).

 

Imprimir artículo Síguenos en Google News
Salir de la versión móvil