Elección de magistrados electorales, en vilo en el Senado

En la comisión de Justicia del Senado ya se pronunciaron sobre la idoneidad de las ternas presentadas por la Suprema Corte para que se designe a dos magistrados del Tribunal Electora, una mujer y un hombre.

El proceso avanza con incertidumbre, porque no se descarta que el presidente de la República ordene a los senadores de su partido que no se nombre a nadie. Puede pasar y más aún en el contexto de enfrentamiento con el Poder Judicial por el tema de los fideicomisos.

Pero como eso es un enigma y no se sabrá hasta que las cosas estallen, como ocurrió en el caso del INAI, quienes avanzan en las ternas son Marcela Fernández, de la Sala Regional Toluca y Armando Maitret Hernández, quien se desempeñó como magistrado electoral regional.

Quienes tienen menos posibilidades, por su cercanía con el magistrado de la Sala Superior, Felipe de la Mata, son Gabriela Villafuerte y Claudia Valle.

Ambas cuentan con experiencia y trayectoria, pero en Morena ven con mucha desconfianza a De la Mata y en las bancadas del Frente Amplio tampoco hay un respaldo importante, o no se van a desgastar en ese asunto.

Hace unas semanas no se pudo nombrar a una magistrada para la Sala Especializada precisamente por esas percepciones. Los senadores Eduardo Ramírez y César Craviotto señalaron que De la Mata había favorecido al PAN.

Quienes pagaron los platos rotos fueron Yhali Cruz, Nancy Correa y Cecilia Guevara.

El caso es curioso, porque no todas ellas mantienen cercanía con el magistrado de la Sala Superior, ni mucho menos, además de que tienen experiencia y méritos para el cargo, pero en el fondo los morenistas lo que no querían era avanzar en las designaciones, ya que eso les ordenaron.

Francisco Sandoval es juez de distrito, pero no cuenta con experiencia electoral.

Lo más cercano al tema es que tomó un curso sobre el Modelo de Financiamiento y Fiscalización en México. Esto no le descalifica, pero sí complica sus posibilidades.

Aunque todo puede ocurrir. En el pasado, Felipe Fuentes Barrera e Indalfer Infante también llagaron a la Sala Superior con una experiencia limitada, pero eso no fue obstáculo para que aprendieran y terminaran haciendo un buen papel.

Y no hay que descartar, tampoco, a Rubén Lara Patrón, magistrado en la Sala Regional Especializada, la que resuelve los procedimientos especiales sancionadores, las que tienen que ver con medios de comunicación, comunicación social, difusión de propaganda, actos anticipados de campaña, entre otros temas torales.

El último día de octubre concluyen su encargo el propio Infante y el magistrado José Luis Vargas, de ahí la urgencia de que se nombre a quienes serán sus relevos.

El Tribunal Electoral puede funcionar sin la integración plena, e inclusive, en caso extremo, se puede solicitar a magistrados decanos para que completen el cuórum legal.

Se requieren de cuatro magistrados para sesionar, excepto en el caso del cómputo de la elección y declaración de presidente electo, cuando tienen que participar al menos seis.

Lo ideal, sin embargo, es que, para el proceso electoral del 2024, que ya inició, estén trabajando los siete magistrados.

Imprimir artículo

Post más visitados en los últimos 7 días

Salir de la versión móvil