Diésel contaminó el pozo Alfonso XIII, asegura ex director de Conagua

El ex director de la Conagua José Luis Luege, aseguró hoy que “un tipo de diésel” fue la sustancia contaminante del pozo Alfonso XIII que abastecía de agua a la alcaldía Benito Juárez.

También aseveró que esa contaminación llegó hasta el acuífero y por ello deberían intervenir ya instancias federales como la Conagua, Cofepris, Profepa y hasta la FGR para abrir una carpeta de investigación.

También especuló que el origen de la contaminación pudo ser por una falla geológica, un agrietamiento causado por los microsismos o por obras de la línea 12 del Metro.

En una conferencia, cuando se le preguntó cómo sabía que la sustancia contaminante era un tipo de diésel, el ex titular de Conagua dijo que ya lo confirmaron técnicos de Pemex.

“Hay un contaminante en el acuífero; ese contaminante es un tipo de diésel como ya lo confirman técnicos de Petróleos Mexicanos, que está a profundidad.

“Es decir, que se filtró de algún depósito, de algún ducto, de alguna falla a lo mejor antigua, a través de un sistema de falla geológica o fracturación o grieta en el suelo para llevarlo a gran profundidad y que está lamentablemente afectando

directamente al principal acuífero de abastecimiento de la Zona Metropolitana de la Ciudad”, señaló.

Según Luege, esa es una información que tienen ya el gobierno capitalino y Pemex, pero que están ocultando.

CULPA DE BATRES

Agregó que, de acuerdo con la legislación federal, debería iniciarse ya la remediación del pozo Alfonso XIII una vez que fue cerrado.

Luege estuvo acompañado en esta conferencia por el alcalde interino de Benito Juárez, Jaime Mata; por la alcaldesa interina en Álvaro Obregón, Mariana Rodríguez; así como por asesores jurídicos.

Ahí, Jaime Mata responsabilizó al jefe de Gobierno Martí Batres por todos los daños en materia de salud a los vecinos de Benito Juárez y de Álvaro Obregón, ante la reiterada negativa de trabajar en coordinación con las alcaldías.

Recordó que ha enviado oficios al GobCDMX para solicitar de manera institucional esa coordinación, pero hasta la fecha hay una reiterada negativa para que eso suceda.

“Martí Batres puede decir, puede descalificar, puede insultar pero el agua va a seguir saliendo sucia en las casas y mientras esto ocurra existe un riesgo sanitario”, dijo el alcalde.

La alcaldesa en Álvaro Obregón insistió en que se declare un estado de emergencia sanitaria, lo cual permitiría que el Ejército aplique el Plan DNIII y que las autoridades en los tres niveles de gobierno laboren en coordinación.

A PROFUNDIDAD

Al insistir en su hipótesis sobre la causa de la contaminación, José a Luis Luege dijo que la filtración de diésel a un pozo es muy preocupante, pues supone la presencia de grietas o fallas geológicas que permitieron la conducción de este contaminante hasta el acuífero.

Explicó que el diésel y los derivados de hidrocarburos son combustibles más ligeros que la agua, por lo tanto, la sustancia contaminante se localiza en la parte superior de nivel estático del acuífero, el cual se localiza por debajo de los 100 metros de profundidad.

Imprimir artículo Síguenos en Google News
Salir de la versión móvil