Crisis en Morena por Presupuesto 2022

La primera derrota del coordinador Martí Batres

Crisis en Morena por Presupuesto 2022. ¡Saludos Ciudad de México!

Nos hemos enterado que…

En el inicio de la discusión presupuestal de 2022 en el Congreso de la Ciudad de México (CDMX).

Aunque la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, ha dicho que quiere que “no se le mueva ni una coma”.

Todo indica que se le va a descomponer su mayoría artificial debido a que en Morena no cumplen acuerdos a los aliados.

Si no lo creen, deben voltear a la olvidada Milpa Alta.

En la alcaldía, que ganó Morena de manera muy apretada, apenas con 3 % de ventaja, ya hay crisis interna.

Hoy se va a anunciar la renuncia masiva de funcionarios del gobierno de Milpa Alta, que conduce la morenista Judith Vanegas.

La salida de los funcionarios se debe, según los trabajadores, al maltrato, golpeteo y agravios cometidos por la alcaldesa.

A dos meses de haber comenzado su administración, sacó el cobre y durante la semana pasada despidió a siete funcionarios.

Crisis en Morena por Presupuesto 2022

Todos ellos, casualmente pertenecen al bloque del diputado capitalino de Morena Octavio Rivero.

El ex alcalde que se sumó al proyecto de Sheinbaum para evitar que su catástrofe electoral fuera peor.

La alcaldesa aventó la piedra y escondió la mano.

La ola de funcionarios que someterán su renuncia son de nueve direcciones, algunos son directores, coordinadores y jefes de departamento.

Además, la desbandada podría meter en una crisis a la demarcación por la falta de dirección en Servicios Urbanos, Fomento a la Equidad y Derechos Humanos, Obras y otros rubros.

Más allá de los desplantes de Vanegas con Rivero, el riesgo parece ser más hondo porque compromete la unidad de Morena en la discusión presupuestal y si se llega a la fractura, para Vanegas podría ser debut y despedida.

Y así en el Congreso capitalino, si no dan trato a sus aliados vendrán más fracturas en otras alcaldías que no estuvieron presentes ayer en el llamado de su líder Tomás Pliego a someterse a la Ley Sheinbaum.

Una de mil…

Salir de la versión móvil